El Gobierno calcula que el IPC se desviará este año unas tres décimas y compensará a los pensionistas en 2019

Rueda de prensa tras el Consejo de Ministros
Eduardo Parra - Europa Press
Publicado 11/10/2018 14:15:25CET

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno calcula que el IPC se situará al finalizar el año en el entorno del 1,9%, tres décimas por encima de la subida del 1,6% que experimentaron las pensiones en este ejercicio (salvo las mínimas, que subieron un 3%), según ha apuntado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, a la luz de los datos del IPC de septiembre (2,3% interanual).

Esta desviación en los precios, ha explicado Montero, será compensada a los pensionistas mediante una paga que se abonará en el primer trimestre de 2019.

El acuerdo que el Gobierno ha alcanzado con Unidos Podemos sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2019 cifra en 704 millones de euros el impacto de esta paga compensatoria por la desviación de precios de este año.

Cada décima de desviación sobre el objetivo del 1,6% supone un coste algo superior a los 100 millones de euros, con lo que una desviación de tres décimas implicará un coste de más de 300 millones de euros, a los que hay que sumar una cantidad similar para su consolidación en nómina.

Antes de la entrada en vigor en 2013 del Índice de Revalorización de las Pensiones (IRP), que limitaba la subida de las pensiones a un máximo del 0,25% en situaciones de déficit de la Seguridad Social como la actual, las pensiones se revalorizaban en función del IPC interanual del mes de noviembre.

El Gobierno y Unidos Podemos señalan en su documento que la referencia será ahora el IPC de diciembre.

El acuerdo presupuestario contempla que, al igual que este año, las pensiones subirán en 2019 conforme al IPC previsto (1,6%), salvo las mínimas y no contributivas, que lo harán en un 3%. En caso de desviación de precios, también habrá paga compensatoria para los pensionistas.