UGT denuncia que las empresas de delivery ganan competitividad "a costa de explotar" a sus trabajadores

Publicado 12/12/2018 12:27:34CET
Europa Press - Archivo

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El abogado de UGT especializado en derecho laboral Manuel de la Rocha ha denunciado que los repartidores de comida a domicilio son trabajadores por cuenta ajena y no autónomos, y que las empresas que prestan estos servicios ganan competitividad "a costa de una mayor explotación de sus trabajadores".

En la jornada organizada por Estudio de Comunicación y Andersen Tax & Legal sobre economía colaborativa, De la Rocha ha explicado que estos trabajadores no cumplen las características para se considerados autónomos, ya que el usuario no se pone en contacto con el repartidor directamente, sino que lo hace a través de la plataforma, el precio de la carrera no lo fijan los repartidores sino la empresa y, aunque tienen la posibilidad de rechazar un pedido, esto implica "sanciones para el repartidor".

Por su parte, las empresas defienden que los trabajadores son autónomos, ya que ellos establecen el rango horario en el que pueden aceptar pedidos, pueden aceptar o rechazar los mismos y ellos son también los propietarios de las herramientas que necesitan para realizar su actividad, como el 'smartphone', el vehículo de transporte y el equipamiento.

Sin embargo, desde UGT explican que estas empresas "no están interesadas" en que haya resoluciones judiciales sobre si son trabajadores por cuenta ajena o autónomos y, en muchos casos, cuando se acerca el juicio, ofrecen indemnizaciones a los repartidores que han denunciado esta situación ante la inspección de Trabajo para "acabar con el problema".

El sindicato ha denunciado también que "el propio sistema facilita esta situación precaria" con la tarifa plana para autónomos que impulsa a los trabajadores a registrarse como autónomos para poder realizar esta actividad de reparto a domicilio y, cuando finaliza la tarifa reducida, "no les compensa continuar" y abandonan.

El problema, ha explicado el también abogado de UGT Bernardo García, es que siempre habrá "una legión de repartidores que les sustituirán y que, generalmente son personas jóvenes y extranjeros".

"Nos estamos jugando un elemento fundamental del Estado social que es la protección del trabajador precario, que simplemente tiene un trabajo coyuntural", ha advertido García.

Para leer más