Actualizado 25/06/2014 12:29 CET

Economía.- CES advierte de que el nuevo Código Mercantil puede colisionar con la legislación laboral

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Consejo Económico y Social de España (CES) ha aprobado este miércoles por una amplia mayoría, 46 votos a favor y dos abstenciones, el dictamen sobre el anteproyecto de Ley del Código Mercantil remitido por el Ministerio de Justicia para su evaluación, pero ha advertido de que, en determinadas figuras del ámbito subjetivo, la normativa mercantil puede colisionar con la legislación laboral.

De este modo, considera que sería necesario delimitar con precisión cuándo una determinada relación profesional debe considerarse incluida dentro del ámbito de la legislación mercantil o de la laboral.

Por otro lado, valora positivamente la globalidad del anteproyecto, en la medida en que comparte el propósito de garantizar la unidad de Mercado mediante el establecimiento de unas mismas reglas contractuales para las operaciones mercantiles en todo el país.

De este modo, considera adecuada la técnica legislativa utilizada, que permite ir incluyendo en el código las modificaciones y las nuevas materias del ámbito mercantil.

Sin embargo, al CES le llama la atención el hecho de que se incluyan materias sin ninguna modificación, limitándose a hacer remisión a las respectivas leyes sectoriales, al tiempo que no se contemplan otras actividades como podrían ser, por ejemplo, el transporte o el turismo.

Además, considera que el texto debería presentar o definir un panorama competencial más claro en el caso de las coperativas, para garantizar una mayor seguridad jurídica.

Asimismo, critica que el anteproyecto modifique la regulación del registro mercantil para incorporar la utilización de medios electrónicos y tecnológicos nuevos y para añadir obligaciones registrales nuevas.

En opinión del CES, estas nuevas obligaciones pueden generar problemas de doble registro para determinadas actividades, lo cual además de suponer una carga burocrática añadida a la actividad empresarial, con consecuencias negativas sobre la productividad y la competitividad, iría en contra del plan de simplificación administrativa.