Actualizado 11/12/2007 13:51 CET

Economía/Legal.- El Juzgado aplaza la vista de los Areces Fuentes contra El Corte Inglés por la huelga de funcionarios

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Mercantil Número 7 de Madrid aplazó hoy en el último instante la vista previa en la que se iba a dirimir la demanda de los tres hermanos Areces Fuentes contra El Corte Inglés por la venta de parte de sus acciones, debido a la huelga indefinida de funcionarios judiciales que se desarrolla desde el pasado 28 de noviembre.

La vista, que se iba a celebrar esta mañana, se trasladó al próximo 8 de febrero, después de que los sindicatos no consiguieran llegar anoche a un acuerdo definitivo con la Comunidad de Madrid.

La vista previa del mes de febrero servirá para depurar cuestiones procesales, presentar alegaciones, impugnar los documentos aportados por las partes y someter los hechos a contradicción. Posteriormente, el juez tendrá un plazo de tres meses como mínimo para el señalamiento de juicio oral, según informaron fuentes jurídicas.

La celebración del juicio podría coincidir en fecha con la resolución por parte de la Audiencia Provincial de Madrid del recurso presentado por la empresa contra la sentencia de la juez Miriam Iglesias, que dio la razón a César Areces y obligó a El Corte Inglés a pagar 98,5 millones de euros por el 0,68% de sus acciones. La decisión de la Audiencia Provincial podría determinar el desarrollo de la causa.

Ramón, María del Rosario y María Jesús Areces Fuentes reclaman a la empresa la libre transmisión de una parte de sus títulos heredados, que suman una participación conjunta superior al 2%, al precio de mercado reconocido en los tribunales a su hermano César Areces.

La vista oral del 8 de febrero será la continuación de la celebrada el pasado 27 de septiembre en el mismo juzgado, que se paralizó por la petición de la defensa de El Corte Inglés, que solicitaba la tramitación conjunta de las dos demandas.

El juez dictó entonces auto de resolución en el que desestimó la "excepción de litispendencia" -juicio pendiente sobre una misma materia que podría llevar a sentencias contradictorias- entre estas demandas y la presentada por el cuarto hermano, César Areces.

Los cuatro hermanos son hijos de Celestino Areces, hermano de Ramón Areces, fundador de El Corte Inglés, sobrinos del actual presidente, Isidoro Álvarez, y propietarios de sus acciones por vía hereditaria.

Según la sentencia de la titular del Juzgado de lo Mercantil número 3 de Madrid, Miriam Iglesias, El Corte Inglés debe pagar a César 98,5 millones de euros por su 0,68% del capital, en vez de los 35 millones que el grupo estaba dispuesto a desembolsar. Si se aplica este cálculo, la participación de algo más del 2% de sus hermanos podría superar los 285 millones de euros.

El Corte Inglés está pendiente ahora de que la Audiencia Provincial de Madrid resuelva el recurso de oposición al auto dictado por Iglesias. El pronunciamiento de la Audiencia Provincial podría tardar un año y sólo afectará al modo de pago, pero no a la cantidad reconocida por la jueza.

El auto de Iglesias que obliga a la compañía a pagar dicho importe por la participación de César Areces se basa en magnitudes como el valor de los inmuebles del grupo, según el índice de precios de la vivienda, el valor de la marca de 'El Corte Inglés' y otras de sus enseñas.

El auto estimó que los métodos empleados por los peritos de la compañía para dilucidar el valor de las acciones se refería al valor contable, pero se alejaba del valor real, ya que estaban realizados para un supuesto de liquidación de empresa y no de continuidad de la misma.