El brent oscilará entre 80 y 90 dólares en el tercer trimestre, aunque será volátil por la guerra en Gaza, según Tempos

Archivo - Precios de los carburantes en una gasolinera.
Archivo - Precios de los carburantes en una gasolinera. - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo
Publicado: miércoles, 15 mayo 2024 11:00

SEVILLA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El precio del barril de petróleo brent oscilará entre los 80 y 90 dólares durante el tercer trimestre del año, aunque quedará sometido a posibles volatilidades que provengan del conflicto de Oriente Medio.

Si bien los recortes de la OPEP+ --que con toda probabilidad se prorrogarán hasta final de año-- están ayudando a ajustar al mercado, la "atención se ha desplazado hacia una débil demanda, donde el diésel muestra signos de debilidad", según ha indicado el director general de la consultora energética Tempos Energía, Antonio Aceituno.

En este sentido, Aceituno ha expuesto que, actualmente, "los futuros de brent apuntan a una bajada de casi un ocho por ciento, 6,71 dólares por barril, desde el máximo anual de 88,25 dólares alcanzado a principios de abril".

Una ecuación en la que el diésel ha jugado un "papel crucial", debido a que, en el caso del diésel europeo, su rentabilidad cayó por debajo de los 16 dólares por barril a finales de abril, después de haber alcanzado más de 40 dólares en febrero; mientras que en Estados Unidos se ha reducido a 20 dólares, alcanzando un mínimo de dos años.

Por otro lado, el experto ha recordado que "la Administración de Información Energética ha rebajado la perspectiva de demanda mundial de crudo, señalando que la producción se expandirá más rápido que las estimaciones anteriores". El organismo espera que el consumo mundial de petróleo y combustibles líquidos crezca en 920.000 barriles diarios hasta alcanzar los 102,84 millares de barriles diarios este 2024, un dato inferior a la previsión de 950.000 barriles realizada en abril, por lo que "la tendencia parece indicar que nos encontramos ante un mercado bien abastecido", según ha indicado Aceituno.

Con respecto al panorama actual del crudo, el director general de Tempos Energía ha señalado que "los mercados comienzan a entender que la actual guerra de Gaza, entre Israel y Hamas, no representa una amenaza inmediata para los flujos o la infraestructura energética crítica", por lo que, a pesar de que el precio del brent puede tornarse volátil a causa del rumbo que pueda tomar el conflicto, el mismo dependerá en gran medida de factores externos a la guerra.

El primero de estos parámetros se encuentra en los próximos movimientos que pueda realizar la OPEP+. La organización se reunirá el próximo 1 de junio con el fin de decidir sobre la producción en el segundo semestre y tomará una medida que se convertirá en "uno de los catalizadores más importantes". "Además, lo hace cuando los aproximadamente dos millares de barriles diarios que ha recortado en lo que va del año, con el fin de ajustar el mercado y evitar un superávit global, prácticamente se han desvanecido durante las últimas semanas", ha explicado el experto.

Otro factor de gran influencia proviene de uno de los principales players del mercado petrolífero, China, país que "debe resolver cuanto antes su prolongada crisis inmobiliaria y la creciente deuda de los gobiernos locales". "Las ventas de viviendas nuevas y los indicadores de construcción, así como las ventas de cemento, han continuado contrayéndose fuertemente en el mes de abril", ha apuntado Aceituno.

Por otra parte, el indicador de la Reserva Federal estadounidense para su objetivo de inflación del dos por ciento cayó del 7,10 por ciento a mediados de 2022 al 2,5 por ciento en enero de 2024,y recientemente, en marzo, ha vuelto a subir al 2,7 por ciento. Mientras tanto, el desempleo del país se mantuvo en el 3,9 por ciento el mes pasado, una cifra baja en términos históricos. "Por consiguiente, la gran preocupación del mercado consiste en saber si la inflación está en camino de alcanzar el objetivo del dos por ciento, y cuándo y cuánto podría recortar las tasas el presidente de la Reserva Federal", ha subrayado Aceituno.

Todo lo anterior se produce en un contexto en el que el crudo ha alcanzado un máximo relativo de 93,12 dólares por barril a mediados de abril, y desde este punto ha seguido una tendencia marcadamente bajista, habiendo perdido 9,85 dólares, un 10,58 por ciento. No obstante, ha logrado estabilizarse alrededor de los 83 dólares por barril desde que comenzó el presente mes de mayo, aumentando de esta manera en más de un nueve por ciento, siete dólares por barril, desde principios de año.

Contador

Leer más acerca de: