Bruselas adopta el veto al grano ucraniano para los cinco países más afectados por las importaciones

Archivo - June 22, 2022, Odesa Region, Ukraine: A combine harvester collects grain crops in a field in Odesa Region, southern Ukraine. This photo cannot be distributed in the Russian Federation.,Image: 702094934, License: Rights-managed, Restrictions: , M
Archivo - June 22, 2022, Odesa Region, Ukraine: A combine harvester collects grain crops in a field in Odesa Region, southern Ukraine. This photo cannot be distributed in the Russian Federation.,Image: 702094934, License: Rights-managed, Restrictions: , M - Nina Liashonok / Zuma Press / ContactoPhoto
Actualizado: martes, 2 mayo 2023 18:19

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

Abarca del 2 de mayo al 5 de junio pero Kiev sí podrá exportar cereal al resto de la UE

BRUSELAS, 2 May. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha adoptado este martes un veto temporal y excepcional a las importaciones de cereales de Ucrania en con los cinco países colindantes con este país --Polonia, Hungría, Rumanía, Bulgaria y Eslovaquia--, aunque sí podrán recibirlo para exportarlo al resto de la Unión Europea.

Las medidas entrarán en vigor el 2 de mayo y durarán hasta el 5 de junio de 2023, cuando expira el actual régimen de exenciones arancelarias a Ucrania, fecha a partir de la cual Bruselas está dispuesta a prorrogarlas mientras continúe la situación excepcional derivada del ataque ruso.

Esta es la principal medida del paquete que el vicepresidente económico, Valdis Dombrovskis, y el comisario de Agricultura, Janusz Wojciechowski, pactaron el pasado viernes con los líderes de Polonia, Hungría, Bulgaria, Rumanía, Eslovaquia y Ucrania.

Se trata de una medida de salvaguardia excepcionales que afecta al trigo, el maíz, la colza y las semillas de girasol y que está sujeta a que Polonia, Hungría, Bulgaria y Eslovaquia eliminen los vetos nacionales que impusieron a estos y otros productos agrícolas procedentes de Ucrania de forma unilateral y previas a la propuesta de Bruselas.

El acuerdo incluye también un segundo tramo de 100 millones de euros de ayuda financiera a estos países que se encuentran en primera línea, una partida que se suma a los 56,3 millones financiados por la reserva agrícola para los agricultores búlgaros, polacos y rumanos.

Asimismo, el Ejecutivo comunitario se ha comprometido a evaluar si la lista de productos amparados bajo esta medida de emergencia puede incluir otros como el aceite de girasol.