Casi la mitad de los españoles sólo puede afrontar ciertos gastos básicos

Actualizado 17/12/2013 21:36:58 CET

El 71% no puede afrontar una subida de la cesta de la compra sin descuidar otras partidas del presupuesto familiar

   MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Durante el pasado año, casi la mitad de los españoles, un 48%, sólo pudo afrontar los gastos relacionados con vivienda, comida y productos básicos, según el informe realizado por Nielsen sobre el "Impacto de la inflación en el comportamiento del consumidor".

   Nielsen ha destacado que los datos son "muy similares" a los ofrecidos por el conjunto de la Unión Europea (UE), donde el ratio de los ciudadanos que sólo pueden afrontar gastos en vivienda, ropa y comida asciende al 52%.

   Por su parte, países donde la coyuntura macroeconómica es "teóricamente mejor que en España como Francia o Alemania", el porcentaje de ciudadanos que únicamente pueden permitirse el gasto básico es mayor al caso español y la media europea, al situarse en el 63% y 59%, respectivamente.

   En el caso del resto de países de la UE, por detrás de Francia y Alemania, se encuentran Grecia (51%) e Italia (46%). Asimismo, en España, un 42% afirmó que "gastó normalmente permitiéndose algún capricho", mientras que el 10% restante "gastó abiertamente sin preocuparles la situación económica".

   Por otro lado, el 71% de los españoles consultados indicó que no puede afrontar una subida de precios en los alimentos sin descuidar otras partidas del presupuesto familiar. En este sentido, el 57% de los alemanes, el 76% de los franceses y el 64% de los italianos se ven obligados a valorar esta situación al planificar el presupuesto familiar. "Alarmante es la situación de los griegos donde la crisis ha impactado con mayor virulencia, ya que el 87% de las familias sufren dicha circunstancia", ha destacado Nielsen.

ACTUACIÓN ANTE UN AUMENTO DE PRECIOS

   Preguntados por un eventual incremento en el precio de los alimentos, los españoles quitarían de su presupuesto las cenas fuera de casa (66%), la compra de ropa y accesorios (58%) o la partida para ocio (44%). Otros capítulos donde se reduciría el gasto es en viajes o vacaciones (43%), o servicios de comunicación (42%).

   Por el lado contrario, las partidas donde menos reducirían gastos son el cuidado infantil (2%), la educación (5%), la ropa de niños (7%), salud (8%), o el pago de créditos, ya que el 11% de los encuestados o no puede o no quiere afrontarlos.

   Otra de las tendencias observadas en el informe realizado por Nielsen pone de manifiesto que ante un posible aumento en el precio de los alimentos, los españoles reducirían su gasto en productos como bebidas alcohólicas (63%), dulces y galletas (70%), patas fritas y 'snacks' (69%) e incluso comida preparada a domicilio (69%). En cambio, los consultados no cambiarían sus hábitos de compra en lácteos (75%), carne (74%), o frutas y verduras frescas (72%), aunque se constate una subida en sus precios.