La CEOE eleva al 3% su previsión de crecimiento para 2015

Actualizado 02/06/2015 17:58:33 CET

Asegura que el aumento de los ocupados se situará cerca de los 520.000 empleos este año y de los 442.000 en 2016

   MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha elevado dos décimas su previsión de crecimiento para la economía española en 2015, hasta el 3%, ante la mejora de la situación en los últimos meses, y una décima la de 2016, hasta el 2,7%.

   Tal y como explica la patronal, la fortaleza de la demanda interna a principios de 2015 y la información que se conoce sobre el segundo trimestre --que apunta de nuevo a un PIB del 0,9%-- han permitido mejorar "levemente" el escenario de previsión a medio plazo.

   Con las nuevas previsiones realizadas por sus servicios técnicos, la CEOE espera que España crezca más que la media de la Eurozona y que amplíe este diferencial positivo en este periodo. A su parecer, la demanda interna adquirirá un mayor protagonismo, mientras que el sector exterior no restará crecimiento en 2015 y podría incluso aportar crecimiento en 2016.

   Este año todos los componentes del PIB registrarán tasas positivas, siendo los más dinámicos la inversión de bienes de equipo y las importaciones. El consumo privado, por su parte, superará subidas del 3% y la inversión en construcción se situará cerca del 5%.

   Todo esto influirá positivamente en el mercado laboral y permitirá que entre 2015 y 2016 la creación de empleo se aproxime a un millón de personas. En concreto, este año el aumento de los ocupados se situará alrededor de los 520.000 empleos y el año que viene en 442.000, en términos de la EPA. Así, la tasa de paro bajará al 22,3% este año y al 20,5% en 2016, aunque al final del año que viene perderá ya el umbral del 20%.

   En materia de precios, las previsiones de CEOE señalan que los mínimos históricos de inflación podrían continuar a lo largo del año y que en 2015 la inflación media podría ser de nuevo negativa (-0,2%). Para 2016, en cambio, anticipa un repunte hasta el 1,3%, siempre y cuando se produzca una recuperación gradual del precio del petróleo y no haya aumentos de impuestos.

   Por otro lado y como consecuencia del dinamismo de la economía mundial, la economía española mantendría superávit de la cuenta corriente en 2015 y 2016, aunque de manera muy modesta, y los objetivos de déficit serán "factibles" gracias a la mejora del PIB. En concreto, la CEOE espera un saldo negativo del 4,2% este año, en línea con el objetivo, y del 3,5% en 2016, por encima de lo pactado.

   En cualquier caso, la patronal avisa de que este escenario está sujeto a riesgos en ambos sentidos, más al alza en 2015 y más a la baja en 2016. En el lado positivo cabe destacar el posible mayor impacto al previsto de las medidas adoptadas por el BCE en la mejora de las condiciones financieras y, en consecuencia, la reactivación de la inversión y del crédito en Europa.

   Asimismo, la política fiscal menos restrictiva en España podría tener un mejor efecto sobre el consumo y la mayor flexibilidad del mercado laboral y las nuevas medidas para la contratación pueden favorecer una mayor creación de empleo en España. Al mismo tiempo, si el precio del crudo no sufre fuertes fluctuaciones al alza, puede seguir contribuyendo al aumento de la renta y a la reducción del saldo comercial.

RIESGOS PARA EL CRECIMIENTO

   En el lado contrario, el eventual estancamiento de las economías centrales de la Unión Europea y se puede acentuar la falta de respuesta coordinada a la desaceleración de su crecimiento podría afectar a las exportaciones españolas y la inestabilidad financiera en Grecia, Rusia y Ucrania y algunos mercados emergentes.

   Asimismo, la CEOE cree que un repunte continuado de las importaciones y una falta de impulso de las exportaciones puede impedir el equilibrio en el sector exterior y duda del impulso del crédito nuevo a empresas y familias.

Te puede interesar...

Lemus cree que el PIB crecerá

El PIB puede seguir creciendo