Publicado 18/06/2020 13:42:21 +02:00CET

El consumo de cigarrillos ilícitos cae al mínimo histórico, pese a alza de falsificaciones, según Philip Morris

Cigarrillos y picadura de tabaco de contrabando, intervenidos.
Cigarrillos y picadura de tabaco de contrabando, intervenidos. - GUARDIA CIVIL.

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consumo de cigarrillos ilícitos en España descendió hasta los 1.500 millones en 2019, la cifra más baja registrada desde 2006, pese a que el número de cigarrillos falsificados consumidos aumentó en un 15,8% en comparación con 2018, en línea con la tendencia europea, hasta 220 millones.

Así lo revela un estudio de Philip Morris International (PMI) elaborado por KPMG, que muestra que el consumo de cigarrillos ilícitos -que incluye contrabando, falsificación e illicit whites- se anotó en 2019 la cifra más baja registrada desde el inicio de este estudio anual en 2006, que equivale al 3,6% del total de cigarrillos consumidos.

La reducción de las cifras generales del comercio ilícito en España se debe fundamentalmente, según la compañía, a la constante labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En lo que respecta a la falsificación, hasta el momento, en España se han desmantelado 18 fábricas ilegales de cigarrillos. Sin esta labor, el volumen de tabaco falsificado en circulación sería mucho mayor.

A nivel europeo, también ha disminuido el consumo de cigarrillos ilícitos, alcanzando un mínimo histórico desde 2006. En total, se consumieron 38.900 millones de cigarrillos ilícitos, lo que representa un 7,9% del consumo total de cigarrillos y una reducción del 0,7% en comparación con el año anterior.

A pesar de la disminución general del consumo de cigarrillos ilícitos por séptimo año consecutivo, el consumo de cigarrillos falsificados ha seguido creciendo, alcanzando los 7.600 millones, lo que se traduce en un aumento del 38,3% en comparación con 2018 y supone el nivel más alto registrado, hasta la fecha.

"La disminución continua del comercio ilícito de cigarrillos en la Unión Europea es un acontecimiento positivo y refuerza la importancia de las medidas de control de la cadena de suministro, su aplicación estricta y la colaboración en la lucha contra este problema", ha explicado el vicepresidente de Prevención del Comercio Ilícito en PMI, Alvise Giustiniani.

"Debemos seguir centrados en estos esfuerzos colectivos, ya que siguen existiendo tendencias preocupantes como el aumento de los cigarrillos falsificados y el persistente problema de las 'illicit whites'. El primer sistema europeo de trazabilidad, en virtud de la Directiva Europea de Productos de Tabaco, es una herramienta importante para el cumplimiento de la ley y que deberíamos seguir mejorando a través de la estrecha colaboración y el intercambio de información que nos permitan estar muy atentos a los riesgos emergentes", ha añadido.

Según el informe, los países con los mayores volúmenes de consumo ilícito de cigarrillos en la Unión Europea fueron Francia, con 7.200 millones de cigarrillos ilícitos, y Reino Unido, con 5.500 millones de cigarrillos ilícitos.

PMI ha subrayado que invierte "significativamente" en los controles de la cadena de suministro, a través de medidas preventivas y de protección, la implementación de soluciones de trazabilidad a nivel mundial, en línea con estrictos requisitos regulatorios, y la aplicación de la debida diligencia integral con clientes y proveedores.

Asimismo, la compañía respalda regulaciones como el protocolo para eliminar el comercio ilícito de productos de tabaco del CMCT y las disposiciones de trazabilidad incluidas en la directiva europea de productos de tabaco.

Además, PMI colabora con entidades tanto privadas como públicas con el objetivo de avanzar en los esfuerzos globales contra el comercio ilícito, incluyendo 'PMI Impact', una iniciativa global que apoya proyectos de terceros contra el comercio ilegal y los delitos relacionados.

Contador

Para leer más