Actualizado 03/02/2009 21:50 CET

Economía.- Álvarez cree que Sebastián sólo pide a los bancos "colaboración en situación difícil" y excluye "amenazas"

LUGO, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, evitó pronunciarse sobre la advertencia que esta mañana lanzaba a los bancos el titular de Industria, Miguel Sebastián, para que abran el grifo de los créditos, ya que, en una entrevista en Antena 3, aseguró que al Gobierno se le está acabando la paciencia.

Tras presentar el proyecto del nuevo puente sobre el Miño en la ciudad de Lugo, en un improvisado encuentro con la prensa aseveró no haber oído a Sebastián. Aún así, se mostró convencida de que "no habrá dicho nada en tono de amenaza, en todo caso habrá pedido que se colabore en una situación internacionalmente muy difícil". "Porque todo lo que hagamos entre todos es poco para salvar y sacar a nuestro país de esta situación", justificó.

"Hay que arrimar el hombro, como ha dicho el presidente del Gobierno. Yo me imagino que ése es el sentido y eso es lo que pensamos en todo el gobierno, que todos tenemos que hacer todo lo posible para sacar a nuestro país lo más pronto posible de la situación de crisis en la que nos hayamos inmersos", zanjó la ministra.

Sobre su paso por Galicia, confirmó que se completa con la visita mañana a dos viaductos del AVE, que describe como "impresionantes, desde el punto de vista de la ingeniería".

"Vamos haciendo todas las obras en los plazos que hemos dado y vamos para adelante, con toda la seguridad y la solvencia de nuestras propias empresas y de nuestras propias ingenierías", remarcó, para responder finalmente que se mantiene el plazo de 2012 para la llegada del AVE a Galicia.