Actualizado 14/03/2009 00:31 CET

Economía.- Chile demanda al Santander y a otros tres bancos en EEUU por presunta ocultación de la fortuna de Pinochet

SANTIAGO, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Defensa del Estado (CDE) de Chile ha interpuesto una demanda contra el Banco de Chile, el Santander, el Espirito Santo y el PNC Financial Services Group (antiguo Riggs) por el presunto ocultamiento de la fortuna familiar de Augusto Pinochet. Se calcula que el montante total que el dictador ocultó en Estados Unidos asciende a 26 millones de dólares (unos 19 millones de euros).

La denuncia fue interpuesta este martes en Estados Unidos y las acciones están encabezadas por el abogado norteamericano Pedro Martínez Fraga. El tribunal del distrito sur de Florida ha designado ya a los cuatro magistrados que tramitarán cada una de las acciones civiles: Joan Lenard para la demanda presentada en contra del Banco de Chile; Paul Huck para la que afecta al Santander; Donald Graham para la correspondiente al Espirito Santo; y Alan Gold para el PNC, según informó 'La Nación'.

Según la normativa estadounidense, se demanda a estos bancos por la sola "existencia del daño" que provocaron al fisco chileno al mantener cuentas con dinero de Augusto Pinochet.

Las gestiones comenzaron el 26 de septiembre del pasado año tras la publicación en julio en el Diario Oficial de un decreto por el que se autorizaba al Consejo de Defensa a asumir las gestiones en representación del Estado de Chile, "con el fin de obtener la indemnización de los daños causados por las actuaciones y omisiones vinculadas con la administración de cuentas corrientes e inversiones" relacionadas con el denominado 'caso Riggs', absorbido por PNC.

El Senado de Estados Unidos descubrió en 2005 la existencia de cuentas secretas relacionadas con el ex dictador chileno que, usando hasta once identidades falsas, abrió cuentas en el Riggs y otros bancos del mundo, especialmente en "paraísos fiscales" con fondos que supuestamente fueron obtenidos de manera irregular durante la dictadura.

Según el informe del Senado norteamericano, algunas de estas cuentas fueron usadas incluso cuando Pinochet "estaba bajo arresto domiciliario en Londres y sujeto al congelamiento de sus cuentas", y al parecer el propio banco Riggs realizó maniobras para ocultar el dinero.

Si los bancos demandados no llegan a un acuerdo con el CDE, la acción judicial presentada en Estados Unidos podría obligarlos a abrir sus registros para que se compruebe si cumplieron con las exigencias legales de la Oficina de Control de la Divisa (OCC, por sus siglas en inglés).