Actualizado 11/12/2007 10:19 CET

Economía/Laboral.- (Ampliación) El coste por hora trabajada creció un 5,1% en el tercer trimestre, según el INE

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El coste por hora trabajada creció un 5,1% en el tercer trimestre del año respecto al mismo periodo de 2006, según los datos provisionales del Indice de Coste Laboral Armonizado (ICLA) publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Eliminando el efecto de calendario y estacionalidad, la tasa interanual presenta un incremento del 4,9%.

Por sectores, el coste por hora trabajada se incrementó en mayor medida en actividades sanitarias, veterinarias y servicios sociales, con una subida del 7,8% en el tercer trimestre. Le siguieron las actividades inmobiliarias y de alquiler, con un alza del 6,9% y el sector de la educación, con una subida del 6,1%.

En general, todos los sectores registraron incrementos en sus costes durante el tercer trimestre. Las menores subidas se dieron en producción y distribución de energía eléctrica, gas y agua (0,2%), en el sector de industrias extractivas (0,7%) y transporte, almacenamiento y comunicaciones (3,2%).

Suprimiendo los efectos de calendario, también todos los sectores experimentaron subidas en el tercer trimestre. Los incrementos más acusados se produjeron en el sector de actividades sanitarias, veterinarias y servicios sociales, con un aumento del coste por hora trabajada del 7,9%, y en las actividades inmobiliarias y de alquiler, con un alza del 7,2%.

El INE también ha revisado los datos del ICLA del segundo trimestre de 2007. El índice definitivo se situó en 133,2, lo que supone un incremento interanual del 4,1% respecto al mismo periodo del año anterior. Corregido de efectos de calendario, la tasa de crecimiento se sitúa en el 3,9%.

Los resultados del ICLA se envían trimestralmente a Eurostat para su posterior publicación, cumpliendo el requerimiento estadístico establecido en el plan de acción de la Unión Monetaria Europea (UEM).

Según explicó el organismo estadístico, el objetivo principal de este índice es aportar una medida común y comparable con los costes laborales de toda la Unión Europea, de forma que ello permita seguir la evolución de los mismos.