Economía/Macro.- Ocaña dice que la desaceleración de la construcción podría restar "unas décimas" al crecimiento del PIB

Actualizado 26/06/2007 14:56:16 CET

Afirma que se está produciendo una "reorientación progresiva del crecimiento de la economía"

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, afirmó hoy que en los próximos años podría darse una "ligera desaceleración" de la construcción que podría producir un ajuste a la baja "de tan sólo unas décimas en la tasa de crecimiento del PIB".

Durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso, Ocaña aclaró que, con todo, la economía "seguirá creciendo a niveles positivos", y calificó este posible escenario de "aterrizaje suave de la economía".

En este punto, Ocaña quiso mandar un mensaje tranquilizador señalando que "este cambio de ciclo no sería negativo, sino todo lo contrario", ya que corregirá la excesiva dependencia económica del sector de la construcción.

El secretario de Estado de Hacienda señaló así, que este ajuste se verá suavizado por la situación actual de la economía, "más favorable que la que existía en otros cambios de ciclo a principios de los noventa".

Entre las cuestiones que "juegan a favor" de cara afrontar el nuevo ciclo, el secretario de Estado de Hacienda citó los tipos de interés, que ahora son, a su juicio, "relativamente bajos" y muy lejanos al 16% de otras épocas. "La pertenencia a la Unión Económica y Monetaria hace extremadamente improbable que se vuelvan a vivir niveles similares de tipos", añadió al respecto.

Otro de los factores a favor, sería, según Ocaña, "la flexibilidad en el mercado de trabajo, que permitirá adaptarse a los cambios que puedan producirse de forma más rápida y suave que en el pasado".

Por último, señaló que las cuentas públicas están más saneadas, lo que dará un mayor "margen de maniobra" y permitirá así "hacer frente al futuro con mucha más comodidad".

A modo de conclusión, Ocaña calificó de "buena noticia" el hecho de que "por fin" se este produciendo un cambio de composición en el crecimiento de la economía".

PROGRESIVA REORIENTACIÓN.

El secretario de Estado de Hacienda insistió en varias ocasiones durante su comparecencia en que se está produciendo una "progresiva reorientación del modelo de crecimiento económico" de España.

Así, constató una cada vez menor dependencia del consumo interno y la construcción, así como un descenso de la contribución negativa del sector externo. En esta senda, la economía está adquiriendo una "base más sostenible" gracias a la buena evolución en lo que va de año de la formación bruta de capital fijo, especialmente por el "notable aumento" de los bienes de equipo, añadió.

Con todo, Ocaña admitió la "importancia" del déficit por cuenta corriente, que creció a un ritmo del 15,2% al término del primer trimestre.

Así, explicó el saldo negativo "no tanto porque se ahorre poco como por que se invierte mucho". En este sentido, afirmó que "lo importante es saber si esa inversión será rentable" y si es capaz "de dar retornos". "Gran parte del déficit está elevando nuestra capacidad productiva", apostilló.