Economía/Macro.- Ségolène Royal dice no ser "prisionera de ningún dogma" en materia económica

Actualizado 15/03/2007 13:52:29 CET

PARIS, 15 Mar. (del corresponsal de EUROPA PRESS Salvador Martínez) -

La candidata del Partido Socialista (PS) francés a las elecciones presidenciales que se celebrarán en abril y mayo, Ségolène Royal, asegura en una entrevista publicada hoy en el diario económico galo 'Les Échos' que sus propuestas en materia económica son "soluciones eficaces" que resultan de su observación de los problemas del país y afirma no ser "prisionera de ningún dogma".

La entrevista de la candidata socialista aparece en un momento en el que desde su propio partido intentan presionarla para que adopte una posición en economía, o más "estatalista", en beneficio político de la izquierda del PS, o más "social-demócrata", en favor de quienes se identifican con las corrientes más liberales del partido de la aspirante.

Royal afirma en la entrevista que la crisis política que atraviesa Francia "llama a una revolución". La "revolución" que la candidata socialista a las elecciones presidenciales propone pasa por la reforma de las instituciones francesas.

Para activar la economía francesa y reducir la deuda pública francesa, del 63,6 por ciento del PIB según las estimaciones, Royal mantiene que el punto de partida es "la reforma del Estado". "Cuando me cité con José Luis Rodríguez Zapatero en España o con Romano Prodi en Italia, los dos me dijeron que a través de la descentralización del Estado ellos han conseguido la reducción del gasto público", declara Royal.

La candidata promete a 'Les Échos' que su primera acción en materia económica si es elegida jefa de Estado estará al servicio de los jóvenes. La situación laboral de éstos "es lo que más corroe a la sociedad francesa", afirma la candidata, para después asegurar que quiere "inspirarse de lo que hizo en su primer mandato Tony Blair (primer ministro británico)" quien "llamó a las empresas a movilizarse" para acabar con las dificultades laborales de los nuevos integrantes del mercado laboral.

Royal mantiene además que otra de sus prioridades es la "reforma del diálogo social". Meridiana en la explicación de buena parte de sus propuestas económicas, la candidata socialista apenas esclarece en qué se traducirá su visión de la recaudación de impuestos. "Mi único dogma en la materia es la justicia y la aceptación del impuesto. Ello supone que los franceses comprendan lo que se hace de su dinero", dice la candidata.