Actualizado 16/03/2009 19:33 CET

Economía.- La mayoría de los europeos y los estadounidenses prefiere que los inmigrantes en paro vuelvan a sus países

En torno al 70% de los españoles apoyaría que el Gobierno pidiese a los inmigrantes desempleados que se fuesen del país

LONDRES, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

La mayoría de los ciudadanos europeos y estadounidenses cree que se debería pedir a los inmigrantes en paro que regresen a sus países de origen, según revela una encuesta elaborada por Harris Interactive y publicada hoy por el diario 'Financial Times' que indica, no obstante, que esta opinión está más generalizada entre los italianos y los británicos que entre españoles, franceses, alemanes y estadounidenses.

Casi el 80% de los británicos y los italianos y en torno al 70% de los españoles apoyaría que sus gobiernos pidiesen a los inmigrantes desempleados que se fuesen del país. Los estadounidenses y los alemanes no se mostraron tan convencidos (algo más del 60%), mientras que los franceses se encuentran divididos respecto a esta cuestión (50%).

En cuanto a la opinión que les merece que los ciudadanos de otros países miembros de la Unión Europea trabajen en su país, la mayoría de los italianos y los españoles encuestados dijo estar de acuerdo --casi un 60% y más de un 50% por ciento, respectivamente--.

Los alemanes y los franceses que respaldan esta situación superan el 40%, mientras que los británicos son los que se oponen más claramente, ya que más del 70% mostró su rechazo, una proporción similar a la de los alemanes que tampoco están de acuerdo.

Estos resultados sugieren que el aumento del desempleo puede hacer que el tema de la inmigración cobre cada vez más importancia en la agenda política de los países europeos. Tanto en Europa como en Estados Unidos, el índice de paro se ha disparado como consecuencia de la crisis económica internacional. En España se sitúa en el 14%, mientras que en Alemania y Francia hay un 7% y un 8% de parados, respectivamente.

En Reino Unido, donde la tasa de paro ha llegado a su punto más alto en la última década, ya se han notado las tensiones. Recientemente, los trabajadores británicos de la construcción protestaron por la subcontratación en Reino Unido de empresas que empleaban a trabajadores extranjeros.

El ministro de Inmigración británico, Phil Woolas, declaró al 'Financial Times' que los datos del sondeo no le sorprenden y reconoció que se deben a que los ciudadanos "no creen que el Gobierno controle" la inmigración. "El principal objetivo de mi política de inmigración es asegurar a la gente que sabemos quién está aquí y quién no", añadió.

LOS FUNCIONARIOS ANTE LA CRISIS

Por otro lado, la encuesta señala que, en opinión de todos los ciudadanos de los países en los que se ha realizado el estudio, los funcionarios constituyen el grupo que más oportunidades tiene de sobrevivir a la recesión económica; y los que menos, los trabajadores del sector privado o las personas que reciben una pensión o subsidio público.

Sin embargo, en Estados Unidos y en Reino Unido, sólo algo más del 30% y poco más del 40%, respectivamente, cree que los funcionarios son los que se encuentran en una mejor posición. En cambio, en España lo tienen más claro, ya que casi el 70% es de ese parecer. Además, los españoles estiman que las personas que dependen de pensiones tienen casi el doble de posibilidades de sobrevivir a la crisis que los trabajadores del sector privado.

COMPRAN MENOS ACCIONES

Por último, la mayoría de los encuestados reconocieron que la actual crisis económica ha hecho que se muestren menos proclives a comprar acciones de empresas, siendo los españoles y los italianos los más temerosos en este aspecto (en torno al 60 por ciento). No obstante, en todos los países hubo una parte considerable de los encuestados --entre el 25% y el 40%-- que dijo que la crisis no les ha afectado en este aspecto.

Para elaborar este estudio, Harris Interactive preguntó a través de Internet a un total de 6.538 adultos de Francia, Alemania, Reino Unido, España, Estados Unidos e Italia entre el 25 de febrero y el 3 de marzo de este año.