Izquierda Plural dice que son una "declaración de guerra" y "arma de destrucción masiva de empleo"

Actualizado 19/10/2012 16:19:49 CET
Chesús Yuste (CHA), José Luis Centella (IU) Y Joan Coscubiela (ICV)
EUROPA PRESS

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) ha presentado este viernes en el Congreso su enmienda de devolución del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2013 al Gobierno por considerar que son "una declaración de guerra" a los ciudadanos y un "arma de destrucción masiva de empleo".

En rueda de prensa en la Cámara Baja, el portavoz del grupo parlamentario, José Luis Centella, ha precisado que su enmienda no va sólo contra las cuentas del próximo ejercicio, sino "contra toda la política económica del Gobierno", y que tratarán de convertir el debate del proyecto de ley en "un Debate del Estado de la Nación, ante la incomparecencia de Mariano Rajoy" en sede parlamentaria.

A renglón seguido, ha cargado contra los Presupuestos por ser "los del paro" y argumentando que "alimentan la recesión, la pobreza y la exclusión". "Son malos sin paliativos económica y socialmente, y están al servicio de la banca mientras dejan hundirse a la gente", ha añadido.

"INÚTILES" PARA CREAR EMPLEO

"Estos Presupuestos son una declaración de guerra a las personas que sufren el paro y la pobreza y que ven cómo el Gobierno se dedica a los bancos", ha añadido el portavoz parlamentario. Su compañero de grupo Joan Coscubiela (ICV) ha insistido en que son "tremendamente injustos" y "desequilibrados en los esfuerzos que exigen", además de "absolutamente insuficientes e inútiles para superar la recesión".

"La política del Gobierno es un arma de destrucción masiva de empleo. La reforma laboral allanó el camino para el despido fácil y barato, y estos Presupuestos se convierten en absolutamente inútiles para el principal objetivo del país", ha insistido el diputado catalán.

ELABORADOS POR LA TROIKA

La Izquierda Plural rechaza asimismo que las cuentas "no hayan sido elaboradas por (el ministro de Hacienda, Cristóbal) Montoro sino por la troika, que es quien gobierna económicamente España" y a la que el Ejecutivo "prefiere obedecer felizmente" pese a dictar medidas que "condenan a los países de la periferia europea a un modelo productivo y de crecimiento que requiere una sociedad en la que primarán los bajos salarios, el desmantelamiento de los servicios públicos y la desaparición de los contrapesos legales al capital financiero y productivo".

A renglón seguido, Coscubiela ha añadido que son unos Presupuestos "increíbles e imposibles de cumplir" y ha pronosticado que, "desgraciadamente, sólo se cumplirán los recortes". "Estos Presupuestos demuestran el desconcierto del Gobierno: mantienen la política de los oportunistas que aprovechan la crisis para imponer reformas, recentralizar el Estado y dualizar la sociedad", ha acusado, poniendo como ejemplo el aumento de las tasas judiciales, que supone "un ataque no sólo a los derechos sociales sino a los derechos civiles básicos".

"Pero hay alternativa", ha proclamado Centella, precisando que ésta pasa por "no dar prioridad a la deuda sino ajustar su pago a las necesidades de la economía y de los españoles; centrar el mayor esfuerzo inversor en crear empleo y apoyar la economía productiva", y acometer una "reforma del sistema fiscal" y "luchar contra el fraude".

En este sentido, Coscubiela ha apuntado que algunas posibilidades diferentes que plantea la Izquierda Plural (y que se reflejarán también en sus enmiendas parciales) son aumentar las partidas para incentivar la creación de empleo, garantizar el crédito a las empresas o incrementar la capacidad fiscal de un "sistema anoréxico".

RECENTRALIZAR EL ESTADO

Centella también ha criticado que las cuentas "incumplen la disposición adicional tercera" de los estatutos de 'nueva generación', como el catalán o el andaluz, por lo que deben ser contestadas tanto desde las instituciones autonómicas como "desde la calle" en las diferentes regiones españolas.

En este sentido, el diputado de la Chunta Aragonesista (CHA), Chesús Yuste, ha señalado que las cuentas son "un ariete contra el estado de las autonomías" y que los recortes que se imponen a los gobiernos regionales atacan directamente al Estado del Bienestar.

"Por eso los recortes sociales y las contrarreformas legislativas de este Gobierno están dañando la percepción de la ciudadanía sobre la función y trabajo de las comunidades autónomas", ha lamentado el diputado aragonés, que ha acusado al Ejecutivo de "deslealtad institucional".

Finalmente, ha asegurado que el caso de Aragón es "particularmente paradigmático" en los Presupuestos de 2013, porque sufre una caída de inversiones del Estado por "el doble" de valor que el resto de las regiones. "Sobran las razones para rechazar los presupuestos", ha zanjado.

RUMBO SUICIDA

Según consta en el texto de la enmienda, para la Izquierda Plural el Gobierno está siguiendo un "rumbo suicida" al presentar unas cuentas que "vuelven a ahondar en los errores económicos y sociales" de los Presupuestos de 2012. Además, lamentan que se pierda la oportunidad de buscar un nuevo modelo económico ante el "agotamiento" del actual.

"El Gobierno y la troika están dinamitando el modelo social y, en su huída hacia adelante, están destruyendo las bases democráticas de la sociedad. Estos presupuestos no hacen sino apuntalar la estrategia de subordinación al poder económico, empujando la economía hacia la Gran Depresión y condenando a los trabajadores a la precariedad, el hambre y la miseria", añade la enmienda.