El PP pide poner "techos de endeudamiento" a las autonomías, un día después de la 'bronca' en el CPFF

Actualizado 28/04/2011 21:52:41 CET

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados, Soraya Sáenz de Santamaría, ha defendido este jueves la conveniencia de convertir en una "exigencia legal" la austeridad de todas las Administraciones Públicas, a través de una reforma de la Ley de Estabilidad que establezca no sólo techos de gasto, sino también de "endeudamiento" que vinculen a comunidades autónomas y ayuntamientos.

Un día después de que varias comunidades acusaran al Gobierno de incumplir sus compromisos en relación a la Ley de Financiación Autonómica al denegarles el pago de fondos adicionales para 2011, en el marco del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), la dirigente 'popular' ha señalado que la "disciplina y contención" son "pasos esenciales en la reducción del gasto público".

Sáenz de Santamaría ha aprovechado la presentación del 'libro Derecho de las Subvenciones y Ayudas Públicas', coordinado por Mario Garcés Sanagustín y Alberto Palomar Olmeda, para subrayar que la "disciplina, la contención y el control del gasto público" es la fórmula para "equilibrar la escasez de recursos" con la necesidad de incentivar la actividad económica y garantizar la cobertura social en una crisis como la actual.

En este sentido, la dirigente 'popular' ha planteado la necesidad de "reforzar el control de las subvenciones públicas" al tiempo que reclamó mayor transparencia en los procedimientos por los cuales se articulan dichas ayudas y objetividad en su gestión.

A este respecto, ha calificado de "muy interesante" la aplicación de programas de trazabilidad sobre subvenciones y ayudas públicas desde su concesión hasta que se alcanza el fin perseguido o se culmina el proyecto.

EL DETERIORO "MÁS BRUSCO" DE LAS CUENTAS PÚBLICAS

Ello para evitar que la acción de fomento de los poderes públicos se traslade a un déficit excesivo que genere "mayores trabas a la recuperación", tal y como ha ocurrido en los últimos años, con "deterioro más brusco" de la historia reciente de la Hacienda Española y el más intenso en comparación con el resto de principales potencias económicas.

Así, señaló cómo en tan sólo dos años, entre 2007 y 2009, el saldo del conjunto de las Administraciones Públicas pasó de un superávit del 1,9% del PIB a un déficit del 11,13%, del cual más del 9% correspondió a la Administración General del Estado.

ESTRATEGIA DE AUSTERIDAD DE LAS AAPP

Esto debería combinarse con una "profunda reforma" del entramado administrativo que debe comenzar con una Estrategia de Austeridad de las Administraciones Públicas como la que ha propuesto el PP en el Congreso "a fin de construir una Administración al servicio del ciudadano y no a costa del mismo".

Para ello, considera fundamental que las políticas subvencionales estén estrechamente vinculadas al logro de sus fines, porque de lo contrario se desvanece el carácter de estímulo que les da sentido y porque aquellas que no responden a sus objetivos específicos se traducen de forma inmediata en despilfarro económico.