Actualizado 17/10/2012 21:08 CET

Economía.- S&P rebaja los ratings del País Vasco y Vizcaya a BBB+ con perspectiva negativa tras la revisión de España

Considera que estos gobiernos locales y regionales arrojan una mayor "calidad crediticia" que el Estado

BILBAO, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

La agencia de calificación Standard and Poor's (S&P) ha revisado a la baja los ratings de Euskadi y Vizcaya de A a BBB+, con perspectiva negativa a largo plazo, al igual que ha realizado con el Gobierno de Navarra. S&P afirma que esta calificación "refleja principalmente" su opinión de que "el deterioro de la calidad crediticia de España, disminuye la probabilidad de que las regiones de régimen foral puedan beneficiarse del apoyo del Gobierno central".

En un comunicado, la agencia explica que esta decisión se ha adoptado después de la rebaja, el pasado 10 de octubre, del rating de España a 'BBB-/A-3' desde 'BBB+/A-2'.

No obstante, S&P mantiene los ratings a largo plazo dos escalones por encima de la calificación otorgada a largo plazo para España, por considerar que "los gobiernos locales y regionales arrojan una mayor calidad crediticia".

Según la agencia, las perspectivas negativas a largo plazo de los tres gobiernos locales y regionales "reflejan principalmente la perspectiva negativa del rating de España".

Standard and Poor's también ha rebajado el rating a corto plazo de Vizcaya a 'A-2', desde 'A-1'. Aunque la perspectiva de los ratings a largo plazo de estas tres entidades es negativa, la agencia de calificación recuerda que las calificaciones de las comunidades de régimen foral se mantienen dos escalones por encima del rating a largo plazo de España (BBB-/Negativa/A-3).

A su juicio y, de acuerdo con sus criterios, una entidad local o regional "puede ser calificada un escalón por encima de su soberano" si se considera que "puede mantener unos fundamentos de crédito que en un escenario de estrés sean más fuertes, si tiene un marco institucional predecible, y si presenta una alta flexibilidad financiera".

Según sus criterios, una entidad local o regional en la eurozona puede ser calificada hasta dos escalones por encima del grado de inversión del soberano "si dicha entidad tiene unos ratios de concentración económica no superiores al rango de entre el 40% y 69%".

S&P mantiene que el País Vasco y Vizcaya, así como Navarra, cumplen estas condiciones, por lo que le otorgan una calificación dos escalones por encima el rating a largo plazo del de España.

Estima que "sus perfiles de crédito están respaldados, entre otros factores, por su marco institucional propio, su alta autonomía fiscal, y sus economías altamente orientadas a la exportación", que considera "estructuralmente más fuertes y más resistentes que la de España".

DETERIORO

La agencia de calificación explica que la rebaja en la valoración del marco institucional de las regiones de régimen foral de España, posterior a la revisión a la baja de la del soberano, "refleja principalmente" su opinión de que "el deterioro de la calidad crediticia de España disminuye la probabilidad de que las regiones de régimen foral puedan beneficiarse del apoyo del Gobierno central".

"También refleja nuestra opinión de que, a pesar de la fortaleza económica estructural de las tres entidades, el actual contexto económico hará cada vez más difícil equilibrar ingresos y gastos, llevando posiblemente a una mayor debilidad de sus perfiles de crédito, como es el caso con las regiones de régimen común", agrega.

Además, anuncia de que revisará "el impacto combinado" que el cambio de su valoración del marco institucional y el deterioro de las condiciones económicas en España, "pueda tener en los ICL (Niveles Indicativos de Crédito) de los tres gobiernos", una vez tengan acceso a "la información actualizada y relevante acerca de su ejecución presupuestaria y la evolución de sus economías".

PERSPECTIVA

Standard and Poor's (S&P) asegura que la perspectiva negativa de los ratings a largo plazo de País Vasco, Navarra y Vizcaya "son el reflejo de la perspectiva negativa de España", que refleja la posibilidad de rebajar los ratings de estas tres entidades de régimen foral si se rebaja el rating de España".

Advierte, asimismo, de que se podría rebajar un escalón "cualquiera de estas entidades" si se considera que, "a pesar de seguir cumpliendo nuestras condiciones para estar calificado por encima del soberano, su posición en este sentido se hubiera debilitado".

"Podríamos también rebajarlas en dos escalones (y aplicarles la limitación de rating soberano) si consideráramos que ya no cumplen con nuestras condiciones para mantener una calificación por encima del soberano", dice.

A su juicio, esto podría ocurrir, por ejemplo, "como resultado de un empeoramiento de su situación económica en relación con el resto de España", o si percibiera la posibilidad de que su grado de independencia fiscal o financiera "fuera a disminuir como resultado de unos peores resultados presupuestarios o por cualquier otro factor".

Agrega que, sin embargo, podría revisar las perspectivas a estable si estableciera la perspectiva de España en estable y siguiera considerando que estas entidades "presentan todos los requisitos necesarios para estar calificados dos escalones por encima del soberano".