Publicado 27/06/2018 12:59

El IEE avisa de que el aumento de gasto y la subida de impuestos de Sánchez debilitará el crecimiento

José Luis Feito
TORRES&GÓMEZ-IEE - Archivo

Augura una situación económica "muy complicada y delicada" en el año 2020

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Instituto de Estudios Económicos (IEE) ha rechazado el aumento de gasto anunciado por el Gobierno de Pedro Sánchez y las posibles subidas de impuestos porque afectarán a la confianza de los agentes económicos y "antes o después" debilitarán "mucho" la economía y el crecimiento económico, además de desviar aún más el cumplimiento de los objetivos de déficit.

Así lo ha señalado el presidente del IEE, José Luis Feito, durante la presentación del informe de coyuntura económica, en la que ha pedido, tal y como reza el título del documento, "no perder la confianza que tanto costó recuperar", algo que a su juicio dependerá de las reformas y la política fiscal de los dos próximos años.

Feito considera que España lleva ya un tiempo instalada en un periodo "preelectoral" en el que las expectativas de que se puedan acometer reformas significativas son "nulas", por lo que pide que al menos "no se deshagan más reformas".

En cuanto al aumento de gasto anunciado por el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, Feito advierte de que podría producir desviaciones "significativas" del déficit público si esos aumentos se incorporan a los Presupuestos y poner en riesgo la confianza de la economía para seguir creciendo y creando empleo.

El IEE estima que el déficit cerrará este año en el 2,6%, cuatro décimas por encima del objetivo comprometido con Bruselas, mientras que para 2019 augura un déficit del 2,3%, un punto porcentual del PIB por encima de la meta pactada.

De esta forma, Feito se ha mostrado partidario de mantener la reforma de las pensiones de 2013, ya que la vuelta al IPC y el retraso del factor de sostenibilidad constituyen "un error que pagaremos en su momento", al tiempo que ha rechazado el destope de las cotizaciones porque "esos ingresos que se ganarían destopando las cotizaciones habría que pagarlos más adelante en forma de mayores pensiones".

Según cálculos del IEE, la vuelta a la indiciación de las pensiones con el IPC supondrá un crecimiento del gasto de 1.500 millones de euros este año y 2.000 millones el próximo año, una situación "preocupante" que "hace más urgente la necesidad de reformar el sistema de pensiones".

Aboga por medidas como las iniciadas con las últimas reformas encaminadas a aumentar la edad de jubilación, la contributividad o compatibilizar pensiones con la vida laboral, ya que "no hay otra forma", puesto que ve un "sinsentido" financiar las pensiones con impuestos específicos.

AUTOPISTAS DE PEAJE

De igual forma, Feito ha advertido de que otras medidas anunciadas por el nuevo Gobierno socialista, como la posibilidad de suprimir el copago farmacéutico a los pensionistas o la finalización de las concesiones de las autopistas de peajes, conllevarían un impacto negativo en las arcas públicas.

En el caso de las autopistas, el coste presupuestario ascendería a 437,5 millones de euros anuales, ya que el Estado se haría cargo del gasto estimado en 85 millones anuales en concepto de conservación y mantenimiento con cargo al Presupuestos y dejaría de recaudar 352 millones anuales en concepto de retorno fiscal de las empresas concesionarias.

El coste de oportunidad de no continuar con el sistema de peaje se situaría en torno a 10340 millones de euros, ha apuntado Feito, quien ha explicado que es la cantidad que el Estado percibiría si volviese a sacar a concurso las autopistas de paje vencidas y que la no relicitación de las autopistas de peaje tendría un impacto "inmediato" en el déficit público.

RECHAZA EL IMPUESTO A LA BANCA

Respecto a las posibles subidas de impuestos, Feito ha hecho hincapié en que anunciar aumentos impositivos reduce la confianza de los agentes económicos porque se considera que no van a generar los aumentos de ingresos deseados o que, aunque los generen, "antes o después debilitarían mucho la economía y por tanto el crecimiento económico".

En este sentido, ha recalcado que los impuestos "no los pagan las empresas, sino las personas", por lo que ha rechazado el impuesto a la banca planteado por el PSOE, ya que las entidades tratarían de trasladarlo a los depositantes y a los demandantes de crédito a través de menores remuneraciones y mayores comisiones, además de a los propietarios con menos beneficios.

Además, ve "muy claro" que la imposición de un gravamen a la banca encarecería el crédito, ya que el capital está "estrictamente" vinculado a los activos crediticios, por lo que si se fija un tributo se reduciría el crecimiento del capital y por ende bajaría el crédito y aumentaría el precio. A su vez, ha rechazado este impuesto porque los beneficios de las entidades son inferiores como consecuencia de los bajos tipos de interés.

Preguntado por el preacuerdo de salarios suscrito por la patronal y los sindicatos, que fija una subida salarial anual fija de entorno al 2% más otra de un 1% variable hasta el año 2020, Feito ha valorado que es "muy positivo" por que el incremento salarial conlleva "flexibilidad" y por primera vez introduce la posibilidad de "flexiseguridad" en el mercado laboral, contemplando la reducción de jornada en vez del despido en épocas de crisis, además de tratarse de un acuerdo para tres ejercicios.

"SITUACION MUY DELICADA EN 2020"

A pesar de que el IEE cree que España crecerá un 2,8% este año y un 2,3% en 2019, Feito a advertido de que la economía española se encamina a una coyuntura "complicada y delicada" en el año 2020, porque las cuentas públicas empezará na recoger al aumento de las contribuciones al Presupuestos de la UE y a los gastos de defensa derivados de la salida del Reino Unido y de la reforma de la Política Agraria Común (PAC), además del impacto de la marcha atrás con la reforma de las pensiones.

A esto se suma la finalización de las concesiones de las autopistas de peajes, la progresiva normalización de los tipos de interés o la ralentizacion del comercio internacional en parte por las medidas proteccionistas de la Administración Trump en Estados Unidos, entre otros.

Más información