Montero dice que no cederá a "chantajes" y rechaza hablar de autodeterminación

Actualizado 12/02/2019 16:34:04 CET
425089.1.500.286.20190212123542
Vídeo de la noticia

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha afirmado este martes en el Pleno del Congreso que le hubiese gustado que el debate presupuestario no hubiese coincidido con el inicio del juicio del 'procés', y ha asegurado que el Gobierno "no va a ceder a ningún chantaje" ni aceptará el derecho de autodeterminación de Cataluña.

Durante su intervención para defender sus Presupuestos, que se enfrentan a partir de este martes a su debate de totalidad en la Cámara Baja, ha señalado que hubiera sido mejor que este debate no se hubiese producido en esta semana de inicio del juicio del 'procés'", pues cree que esta coincidencia ha podido influir en la "polarización" de los distintos posicionamientos y ha dificultado un debate "serio y reflexivo" sobre las nuevas cuentas públicas.

En todo caso, ha censurado la "ensoñación" de ERC y PDeCAT al pensar que el Gobierno iba a aceptar "lo inaceptable a cambio de su apoyo". "Este Gobierno no va a ceder a ningún chantaje por parte de nadie, no va a admitir en ninguna circunstancia, que en ningún orden del día esté el derecho de autodeterminación para Cataluña", ha subrayado, señalando que "tal planteamiento sería nocivo para toda España, y muy especialmente para Cataluña".

"Ni podemos, ni queremos", ha dicho, dirigiéndose particularmente a los diputados de las formaciones independentistas, y defendiendo que desde el Gobierno han sido "transparentes y leales". Así, ha defendido que su Ejecutivo "siempre" ha apostado por la vía del diálogo político y ha trabajado por tender "todos los puentes", señalando "el marco de la Constitución" como el "límite a la hora de dialogar".

"LA GRAN MAYORÍA QUIERE UNA SOLUCIÓN DIALOGADA Y PACÍFICA"

"Tenemos que dejar claro el parámetro de negociación. Nada fuera del ordenamiento constitucional, nada que atente contra la independencia de los poderes, nada que menoscabe la convivencia entre ciudadanos", ha dicho, asegurando no hay "ninguna letra pequeña" en los Presupuestos que pretenda "contentar al independentismo".

En este sentido, la ministra ha pedido a la Cámara "un llamamiento a la responsabilidad", pues considera que "el país está en una encrucijada" y "es evidente que existe un conflicto", entre otras cuestiones porque, a su juicio, el anterior Gobierno "prefirió esconder la cabeza como un avestruz".

En su opinión, "algo no funciona cuando la mitad de los ciudadanos de Cataluña aspira a la independencia" y ha abogado por "intentar revertir esta situación, buscar medidas que permitan rebajar la tensión y reconstruir puentes". "Más allá de las diferencias, creo que la gran mayoría de españoles quiere rebajar la enorme crispación social y política y se encuentre una solución dialogada y pacífica", ha aseverado.

Según la ministra, "algunos piensan que castigar a Cataluña, anular su autonomía, menospreciar sus símbolos y sentimientos es el camino para una España más unida y más fuerte", y ha pedido "aprender de nuestra historia", ya que cree que España "nunca fue más desigual que cuando se imponía la uniformidad en desprecio de la diversidad".

"Hemos actuado con responsabilidad porque estamos firmemente convencidos que la mayoría anhela una solución a esta situación que dura ya demasiado tiempo", ha señalado, criticando que, por contra, PP y Ciudadanos "han preferido seguir una campaña de acoso y derribo" al Gobierno "en vez de hacer un ejercicio de responsabilidad política y de lealtad con el Estado y con España".

"CONSTRUIR UN PAÍS NO DEPENDE DE QUIÉN TIENE LA BANDERA MÁS LARGA"

En este sentido, ha denunciando la "escalada de crispación de los últimos días" de forma "absolutamente irresponsable" de PP y Cs y de "la otra formación", en referencia a VOX, con la que, ha dicho, dicen "no compartir ideario pero parecen imitar". "¿Hasta dónde están dispuestos a llegar para desgastar a este Gobierno?", se ha preguntado, subrayando que "la construcción de un país no depende de quién tiene la bandera más larga sino en la capacidad de llegar a acuerdos para mejorar la vida de los ciudadanos".

"Compiten por encender la mecha de un polvorín sin importarle las consecuencias para una convivencia normal y pacífica. Lo hemos visto muy claro este fin de semana", ha dicho, en referencia a la manifestación de Colón este domingo. Montero cree que estos partidos "han traspasado todas las líneas rojas y se han convertido en una oposición dañina para el país, destructiva, retrógrada y oportunista, que sólo ve la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio".

Montero ha criticado a PP y Cs por no haberse interesado "lo más mínimo" y haberse "desentendido" de los intereses de los ciudadanos, a quienes ha pedido que recuperen la "mesura y cordura" y dejen de construir "muros insalvables".

BUSCA A ERC Y PDECAT: "SÉ QUE DE PP Y CS NO PUEDO ESPERAR NADA"

Por todo ello, la ministra ha pedido, tanto a las formaciones independentistas, ERC y PDeCAT, como a PP y a Cs, que "apaguen la calculadora electoral". "Los ciudadanos quieren que la política les aporta soluciones y hay muchos hartos que la política nacional vire solo y exclusivamente sobre este asunto y no se hable de sus problemas cotidianos", los cuales, ha asegurado, tienen "respuestas" en sus Presupuestos.

Por ello, ha invitado a los grupos que han presentado enmiendas a la totalidad, que suman más de la mitad del Congreso --lo que aboca al fracaso los Presupuestos si todos ellos censuran las cuentas-- a proponer alternativas y debatirlas, pues "eso es hacer política".

Pese a que en su intervención ha censurado tanto a independentistas como a la derecha parlamentaria su actitud ante los Presupuestos, ha optado por dirigirse a los primeros al final de su intervención, descartando a los segundos. "Sé que de PP y Ciudadanos no puedo esperar nada. Ambas formaciones han optado por actitudes irresponsables, deslizándose por una pendiente muy peligrosa para la democracia", ha aseverado.

Por ello, ha reconocido que, aun no estando de acuerdo "con la totalidad" del proyecto, esta postura, a su juicio, "no justifica la devolución cuando contienen un paquete de medidas sociales". "No renuncien a ese espacio de debate. Si lo hacen, tendrán difícil explicar por qué unen su voto a los que quieren aspirar que este país no avance", ha señalado la ministra.

Por último, ha reivindicado alcanzar acuerdos, pues cree que, pese a tener posiciones divergentes, "no puede haber excusa para que prevalezca el bien común". "Eso nos pide la gente, para intentar dialogar, llegar a acuerdos y encontrar la mejor solución posible", ha dicho.

Contador