RSC.- La CSI inicia el domingo en Malasia la I Conferencia Regional de Acción y Estrategias Contra el Trabajo Forzoso

Actualizado 07/09/2007 19:27:03 CET

El sindicato inicia así un programa sindical mundial de acción contra este tipo de empleo, que padecen al menos 12,3 millones de personas

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Sindical Internacional (CSI) comienza este domingo, día 9, un programa sindical mundial de acción contra el trabajo forzoso, una 'lacra' que en el mundo afecta al menos a 12,3 millones de personas, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Este inicio coincidirá con la celebración en Malasia, hasta el día 11, de la I Conferencia Regional sobre Acción y Estrategias Sindicales en Materia de Trabajo Forzoso y Trata de Personas.

Según recuerda la CSI, más de 2,4 millones de las personas que están sometidas a trabajo forzoso han sido víctimas también de redes de trata. Se les somete a una coacción psicológica o física y se les obliga a desempeñar tareas en condiciones humillantes para rembolsar deudas a sus empleadores; unas 'deudas' que éstos aumentan exageradamente o de forma indefinida.

"Especialmente los trabajadores domésticos sufren abusos y explotación", recuerda la CSI, que añade que "todavía hay personas en condiciones de esclavitud bajo sus amos tradicionales" y que "a otra considerable minoría el Estado la obliga a trabajar en obras públicas en terribles condiciones, sin consideración alguna por su condición humana".

A su juicio, "los grupos de personas pobres tienen mayores probabilidades de ser sometidos a discriminación" y son también los que tienen mayores probabilidades de ser obligados a realizar trabajo forzoso. Frente a ello, "los sindicatos son los principales instrumentos que permiten denunciar y tomar medidas contra los abusos o la explotación de cualquier trabajador, por lo que desempeñan un papel esencial en el proceso de abolición de este tipo de trabajo".

"La mayoría de las organizaciones sindicales ya tienen políticas, estrategias y planes de acción en materia de trabajo infantil, trabajadores migrantes, y trabajadores domésticos o trata de personas para destinarlas a la explotación sexual", añade la CSI.

Sin embargo, "el vínculo entre esas cuestiones y el trabajo forzoso no siempre está claro". En esta conferencia, según explica el secretario general de la CSI, Guy Ryder, "se sentará una política y una estrategia sindical internacional realista y abarcadora para combatir el trabajo forzoso y la trata de personas al mismo tiempo, inicialmente durante los dos próximos años".

La organización de la conferencia se realizará en colaboración con el Programa Especial de Acción de la OIT contra el Trabajo Forzoso, la Oficina de Actividades para los Trabajadores (ACTRAV) de la OIT y las Federaciones Sindicales Internacionales.

Asistirán a la misma representantes del movimiento sindical de las distintas regiones y sectores del mundo, junto con expertos sindicales y otros en la cuestión del trabajo forzoso y la trata de personas.