Actualizado 08/02/2007 20:04 CET

RSC.- Organización antitransgénica critica la moratoria uruguaya porque no afecta a los cultivos "ya existentes"

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

La decisión del Gobierno uruguayo de suspender durante los próximos 18 meses el cultivo de organismos genéticamente modificados ha sido criticada por la 'Red de Acción de Plaguicidas y sus Alternativas en América Latina' al entender que la moratoria se refiere únicamente a la autorización de nuevos cultivos transgénicos "y no a los que ya existen".

La Red recuerda que en este país se cultivan tres tipos de cultivos transgénicos: la soja 'Roundup Ready' (RR) y dos variedades de maíz (el 'Mon 810 BT' y el 'BT 11'), comercializados por las multinacionales Monsanto y Syngenta, respectivamente.

Hasta la fecha, un 40% de los cultivos de maíz son transgénicos mientras que la Red calcula que existen cerca 300.000 hectáreas de soja RR en Uruguay. En este sentido, el Instituto Nacional de Semillas de este país calcula que el cien por cien de las semillas de soja son transgénicas, pese a las reticencias que este producto genera entre la población.

Por otro lado, la Red estima que se ha registrado un aumento del 300% respecto al uso de los pesticidas debido a la proliferación de monocultivos forestales y cultivos transgénicos, manipulados genéticamente para que toleren estos productos.

Los pesticidas más utilizados son el glifosato, el paraquat o el atrazina, entre otros, productos que se usan sin la correspondiente evaluación ambiental y con el agravante de que los campesinos desconocen todos sus efectos nocivos.

Ante esta situación, la Red demanda que se lleven a cabo "estudios serios y en profundidad" sobre el impacto económico, social y medioambiental de estas sustancias.