Unidos Podemos celebra el acuerdo pero advierte de que "no es más que un primer paso"

410442.1.644.368.20181011163122
Vídeo de la noticia
Publicado 11/10/2018 16:31:22CET

Asume que hay "lagunas y temas pendientes", como la derogación total de las reformas laborales o acabar con las puertas giratorias

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha celebrado este jueves el acuerdo con el Gobierno para apoyar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2019 que presente el Gobierno de Pedro Sánchez, por revertir recortes sociales y laborales durante los últimos años desde el inicio de la crisis, si bien han advertido que "no es más que un primer paso".

En una rueda de prensa celebrada en el Congreso para presentar el acuerdo alcanzado anoche con el Ejecutivo, el grupo confederal ha mostrado su satisfacción por los avances alcanzados, si bien han reconocido también que existen "lagunas y temas pendientes" a las que no renuncian, pese a no haberlas podido incluir en el acuerdo.

Es el caso de la derogación de las dos reformas laborales, la de 2010 del PSOE y la de 2012 del PP, la limitación de las puertas giratorias o llevar más allá el aumento de la presión fiscal, aspecto este último donde creen que "hay muchísimo que hacer por las resistencias que ha tenido el Gobierno en encontrar vías de financiación en los lugares donde es más evidente que hay que hacerlo", tal y como ha comentado el dirigente de Izquierda Unida Carlos Sánchez Mato.

"Este paso es importante, pero para que la agenda del cambio se aplique de forma real y completa quien tiene que gobernar es este grupo confederal, porque creo que es el único que tiene un compromiso completo con esa agenda", ha añadido la portavoz adjunta de Unidos Podemos, Ione Belarra, quien, en todo caso, ha subrayado que "es un día para estar satisfechas". "Hemos trabajado duro y creo que la valoración general es positiva", ha asegurado.

CELEBRAN LOS AVANCES EN LOS ÚLTIMOS DÍAS

En todo caso, el grupo que capitanea Pablo Iglesias destaca la evolución en las negociaciones con el Gobierno durante los últimos días en aspectos como la energía o las partidas para la dependencia, que ve incrementada su dotación entre 150 y 200 millones, no tanto en la sintonía, sino en la concreción con la que se plasman estas medidas en el acuerdo.

Concretamente, en el sector eléctrico, donde el Gobierno se compromete explícitamente a acabar con la sobrerretribución a la generación de energía en centrales amortizadas (principalmente hidráulicas y nucleares) para abaratar la factura, o en la nueva ampliación del bono social, en la que esta formación destaca los avances logrados en los últimos días. "En comparación a lo que nos habían trasladado es la noche y el día", destacan desde Unidos Podemos.

El acuerdo establece además la negociación en el Congreso tanto del nuevo bono social --al que el Gobierno introdujo ya cambios a través de la tramitación del decreto como proyecto de ley-- como de la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética, para la que Unidos Podemos había registrado ya una propuesta. Será en esta nueva ley en la que muy posiblemente se acometan los acordados cambios en el sector eléctrico y la reforma de la tarifa, según ha comentado el portavoz de Equo, Juantxo López Uralde.

Más rápidamente esperan que se tramiten los cambios acordados para el alquiler, que deberán hacerse a través de una reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), que bien podría contenerse en el articulado de Presupuestos o a través de un decreto ley. "Esto es urgente y vamos a darle la máxima prioridad para que sea efectivo lo antes posible", ha subrayado Lucía Martín, portavoz de En Comú Podem.

"EL ACUERDO AYUDA MUCHÍSIMO A LOS SINDICATOS EN EL DIÁLOGO SOCIAL"

En materia laboral, pese a no lograr la reversión de las dos reformas, algo que, han asegurado, no renuncian, el grupo confederal ha celebrado la subida del salario mínimo a 900 euros, y la recuperación del subsidio para desempleados mayores de 52 años, con la base de cotización previa a su recorte.

La portavoz laboral de En Marea, Yolanda Díaz, ha saludado además la puesta en marcha de un grupo de expertos para reformular un nuevo Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI. Esta ley, además, se modificará para revertir algunos de los cambios introducidos en la última reforma laboral y así impedir, por ejemplo, un empeoramiento de las condiciones en una subcontratación.

"Creo que los dirigentes sindicales están saludando fervorosamente el acuerdo, y no me extraña. Esto les va a ayudar muchísimo en el diálogo social", ha aseverado Díaz, destacando además la implantación de un registro horario o la presunción de laboralidad que existirá cuando un autónomo únicamente facture para un empleador.

PONER COTO A LAS CASAS DE APUESTAS

Otro de los aspectos destacados durante la presentación del acuerdo en el Congreso ha sido las limitaciones pactadas a las casas de apuestas y al juego 'online', impulsadas al reconocer que "hay un problema de ludopatía", según ha declarado el secretario de organización de Podemos, Pablo Echenique.

El dirigente de Podemos ha denunciado que este tipo de establecimientos "están proliferando como setas", especialmente en barrios de gente trabajadora, "y hay publicidad que les blanquea, poniendo a gente famosa y diciendo que es 'cool' poner en riesgo la economía familiar apostando".

"Nadie concebiría que antes de un partido de fútbol se presentara que es algo 'cool' fumarse un puro o tomarse un whisky", ha remarcado Echenique, por lo que celebra que este tipo de negocios vayan a someterse a una regulación y a un tratamiento fiscal similar al que tienen el tabaco o el alcohol.

Contador