Publicado 07/06/2018 15:18CET

Unidos Podemos se ofrece a negociar el techo de gasto si hay una reducción más lenta del déficit

Rueda de prensa en el Congreso de Irene Montero, portavoz de Unidos Podemos
EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

Unidos Podemos ha mostrado su disposición a negociar con el nuevo Gobierno socialista de Pedro Sánchez el acuerdo de techo de gasto, que precede a la elaboración del proyecto de Presupuestos Generales del Estado, pero con una reducción más lenta del déficit público.

Así lo ha asegurado la portavoz del grupo confederal en el Congreso, Irene Montero, que en una rueda de prensa celebrada este jueves en el Congreso ha instado a "trabajar en unos Presupuestos para 2019, que van a empezar a debatirse ya". "Eso sería la normalidad, que el Gobierno traiga al Congreso entre junio y julio el debate del techo de gasto", ha dicho.

Este acuerdo, que fija el límite de gasto no financiero del que puede disponer el Estado y los objetivos de déficit y deuda de las administraciones central, autonómica y municipal, debe ser aprobada por el Gobierno en el primer semestre del ejercicio y ratificada posteriormente por el Congreso y el Senado.

En este sentido, Montero ha asegurado que ve posible "negociar con Bruselas un techo de gasto y unas condiciones presupuestarias que permitan reducir el déficit a un ritmo más lento" y así "disponer más dinero para gasto social, educación, sanidad, dependencia y pensiones".

"Eso es lo que hemos defendido en 2015, 2016, 2017, lo defendemos en 2018 y es lo que vamos a defender para los Presupuestos de 2019", ha dicho Montero que, en todo caso, Montero ha señalado que aún no han entablado conversación alguna con el PSOE sobre esta cuestión.

"VÍAS DE GASTO EXTRAORDINARIO" YA ESTE AÑO

Si la portavoz de la coalición de izquierdas se ha referido como "lo importante" a la negociación de unos nuevos Presupuestos para el próximo año, ha dicho que "lo urgente" es la posibilidad de "explorar" junto al Gobierno "vías para abrir partidas de gasto extraordinario" sobre los Presupuestos que finalmente se aprueben tras su paso por el Senado y su vuelta al Congreso, en caso de introducirse cambios en la Cámara Alta.

Así, ha abogado por que el Gobierno pueda aprobar ya en este año y con efectos para 2018 una reforma de las pensiones que recupere la inflación como factor de revalorización y derogue el factor de sostenibilidad --su aplicación, prevista para 2019, se retrasa hasta 2023 en los Presupuestos de este año-- y la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad intransferibles.