Publicado 14/04/2020 12:45CET

El 80% de los españoles asegura estar intranquilo por el impacto negativo del coronavirus sobre la economía

Gran afluencia de personas en un mercado de Moratalaz durante la Semana Santa en la que es ya la cuarta semana de confinamiento por la crisis del coronavirus en España, en Madrid, (España), a 8 de abril de 2020.
Gran afluencia de personas en un mercado de Moratalaz durante la Semana Santa en la que es ya la cuarta semana de confinamiento por la crisis del coronavirus en España, en Madrid, (España), a 8 de abril de 2020. - Marta Fernández Jara - Europa Press

El 40% cree que tendrá un impacto negativo duradero en el gasto de los hogares

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El 80% de los españoles reconoce estar intranquilo por el impacto negativo que tendrá la crisis sanitaria del coronavirus sobre la evolución de la economía, según los datos de la encuesta 'El Pulso del Consumo', realizada por McKinsey & Company.

En concreto, este nivel de pesimismo se mantiene, con ligeras oscilaciones, en todos los grupos sociales, con independencia del nivel de ingresos. Así, por generaciones, la generación 'Z' (33%) y los 'millennials' (34%) se muestran un poco menos pesimistas que los 'X' (43%) o los 'boomers' (44%).

El informe señala que el 40% de los españoles cree que las consecuencias de la pandemia podrían tener un impacto económico negativo y reducir la intención de gasto de forma significativa.

En concreto, los españoles son los más pesimistas de Europa, ya que esta percepción es seguida de forma similar en Francia y Portugal con un 36% de los consumidores franceses y un 38% de los portugueses que declaran temer por un impacto negativo en el gasto de larga duración, frente al 32% en Italia, el 27% en Reino Unido o el 12% en Alemania.

Según se desprende de la encuesta llevada a cabo por McKinsey & Company, los efectos de la crisis sobre los ingresos y gastos de los consumidores ya se han empezado a notar de una manera creciente. Así, casi la mitad de los españoles (48%) afirma haber reducido sus ingresos desde el comienzo de la crisis sanitaria, mientras que el 46% de los consumidores en España afirma haber reducido sus gastos.

Jorge Omeñaca y Carlos Sánchez de McKinsey & Company han señalado que el "fenómeno de la contención del gasto se reproduce, además, en casi todas las generaciones de modo similar". "Solamente los 'boomers' (los que hoy tienen más de 56 años) afirman que prevén reducir sus gastos más de lo que harán sus ingresos en las dos próximas semanas", han precisado.

"Como consecuencia de la actual situación, más del 40% afirma que está racionalizando su gasto de alguna manera, sea postergando algunas compras, recortando el gasto o, simplemente, ejerciendo un mayor control sobre su presupuesto", explican Jorge Omeñaca y Carlos Sánchez.

CAE LA INTENCIÓN DE CONSUMO DE MODA, VIAJES Y HOSTELERÍA

Respecto a la evolución del gasto en las categorías de bienes y servicios de consumo, según el análisis, prácticamente todas se han visto afectadas negativamente, con la excepción de la alimentación, que crece un 14%, los productos básicos para el hogar (+8%) y el ocio en casa (+14%, televisión, internet, etc.).

El informe constata la caída en intención de consumo en categorías como la moda, los viajes o la hostelería, sectores muy afectados por el decreto del estado de alarma, donde se registran descensos en intención superiores al 70%.

En cuanto a la evolución del gasto por canales de compra, el 'online' muestra una tendencia positiva solamente en el caso de ocio en casa. Según la encuesta, todas las demás categorías de compra por Internet han caído en intención de compra, desde la alimentación, que cae un 8%, debido posiblemente a la capacidad de entrega en casa de los supermercados, a la joyería, que se hunde un 48%.

Respecto a las perspectivas para el futuro del consumo, España y el resto de los países europeos siguen de cerca la evolución de los efectos de la pandemia en aquellas regiones como China o Corea del Sur donde la actividad económica se está reanudando de forma progresiva.

"Lo que hemos observado, es que, conforme se avanza a lo largo de la curva de expansión del virus, el nivel de pesimismo del consumidor se reduce", ha señalado el socio responsable del sector de consumo en McKinsey & Company, Ignacio Marcos.

Marcos cree que la intención de compra "se recupera en prácticamente todas las categorías de consumo", aunque no se llega en varias categorías a la intención de compra anterior al coronavirus, al tiempo que se ha detectado el uso de nuevos canales de compra.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas