Actualizado 12/05/2022 20:04

ACS dispara un 60% su beneficio en el primer trimestre, hasta 136 millones, pese a la venta de Cobra

Junta general de accionistas de ACS de 2022
Junta general de accionistas de ACS de 2022 - ACS

Anuncia el reparto de un dividendo de 1,55 euros, un 22% superior al del año pasado

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

ACS obtuvo un beneficio neto de 136 millones de euros en los primeros tres meses del año, lo que supone un crecimiento del 60% respecto al mismo periodo del año precedente, a pesar de la salida de su perímetro de actividad de su negocio industrial (Cobra), que vendió el año pasado por 5.000 millones de euros.

La mejora del beneficio se explica por la mejora del resto de sus ramas de negocio, incluyendo el área de construcción, la aportación de Abertis, su rama de servicios y sus actividades inmobiliarias y de energía, según se desprende de su cuenta de resultados.

En concreto, la construcción aumentó un 11% su aportación al beneficio neto (81 millones de euros); las concesiones, en las que se incluye Abertis, aportaron 16 millones, cuando el año pasado lastraron su resultado; los servicios otros 8 millones, un 18% más, y el resto de actividades, hasta 31 millones de euros.

En un capítulo aparte destaca Abertis, participada por ACS al 50% menos una acción, que registró un fuerte aumento del tráfico en sus autopistas --por encima de los niveles anteriores a la pandemia--, todo ello a pesar de perder varias concesiones en España, como la AP-7, gracias a su diversificación internacional, presente en Francia, Estados Unidos y varios países de Latinoamérica.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) también siguió esta evolución positiva, tras crecer un 21,6%, hasta los 399 millones de euros, apoyado también por la contribución positiva de Clece, su compañía de servicios, que se vio fuertemente impactada por el Covid-19 en 2020 y parte de 2021.

Los ventas, por su parte, registraron un crecimiento menor, del 8,4%, hasta los 6.926 millones de euros, situándose su cartera de proyectos en ejecución en 65.870 millones de euros, un 4,6% más. América del Norte, su principal mercado, representa el 51% de su actividad, seguido de Asia Pacífico (29%), España (8%) y resto de Europa (10%).

En el plano financiero, el grupo ACS presentaba a cierre de marzo una posición neta de caja de 665 millones de euros, frente a la deuda neta de 3.691 millones de euros de hace 12 meses, gracias a las plusvalías obtenidas por la venta de Cobra por casi 3.000 millones de euros, que ahora también quiere reinvertir en ampliar su cartera de concesiones de autopistas.

DIVIDENDO y RECOMPRA DE ACCIONES

En cuanto a la remuneración total a los accionistas, en los últimos doce meses asciende a un total de 989 millones de euros, incluidos la compra de acciones propias y la distribución de dividendos, tanto en ACS como a los minoritarios de Hochtief y Cimic, filial esta última que ha logrado excluir de Bolsa para simplificar su estructura organizativa.

Para este año, la compañía repartirá un dividendo de 1,55 euros en los próximos meses, por lo que será un 22% superior al entregado en julio del pasado año, cuando fue de 1,27 euros por acción. El objetivo de ACS es alcanzar los 2 euros por acción, tras sumar un segundo dividendo que se entregará en enero del próximo año.

Para atender estos futuros dividendos, la compañía acometerá en los próximos tres meses una primera ampliación de 460 millones de euros y, en el primer trimestre de 2023, una segunda que no excederá de 140 millones de euros.

Asimismo, ha modificado el programa de recompra de acciones propias, otro método de remuneración al accionista, para incorporar seis millones de títulos que se amortizarán hasta julio de 2023, lo que eleva el programa a un total de 585 millones de euros desde febrero de 2020.

Contador

Más información

Europa Press Comunicados Empresas