Actualizado 03/05/2007 19:44 CET

Air Madrid.- Aviación Civil confirma ante el juez la falta de seguridad y que la compañía podía sospechar la suspensión

El director general de Aviación Civil afirma que todavía se desconoce el número de pasajeros afectados MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El director general de Aviación Civil, Manuel Bautista, declaró hoy como testigo ante la Audiencia Nacional donde confirmó los "numerosos y continuos" fallos de seguridad cometidos por Air Madrid que dieron lugar a la apertura el pasado 28 de septiembre del expediente sancionador contra la compañía.

Bautista declaró que los directivos de Air Madrid "pudieron sospechar la suspensión de la licencia" que Fomento hizo efectiva el 16 de diciembre ya que cuando la compañía solucionaba "algunas" deficiencias de seguridad detectadas, enseguida "surgían otras", según informaron fuentes de la acusación a la salida de la comparecencia.

Bautista declaró hoy como testigo ante el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, Fernando Grande Marlaska, dentro de las primeras diligencias que se practican contra el presidente de Air Madrid, José Luis Carrillo, y otros tres altos cargos de la aerolínea por un presunto delito de estafa y fraude a los consumidores por continuar vendiendo billetes después de decidir el cierre. La acusación particular la ejercen las asociaciones de consumidores OCU y Asgeco.

El director general de Aviación Civil calificó de "sorpresa" el anuncio del cierre por parte de la compañía y explicó que el mismo día 15 de diciembre solicitaron a Air Madrid la lista de pasajeros que tenían sus vuelos programados a partir de entonces. Por su parte, la compañía les facilitó un CD con "problemas de lectura". Por el momento, se desconoce el número de pasajeros que estarían afectados por la presunta estafa.

Bautista confirmó ante el juez que Fomentó trasladó a 5.772 pasajeros que tenía billetes para volar entre el 15 y el 21 de diciembre (un 20% de los afectados durante esos días) y explicó que la deficiente información que se dio a los pasajeros durante la crisis fue "responsabilidad de Air Madrid".

"El expediente se hizo por problemas de seguridad no por los retrasos", afirmó Bautista. Unos problemas que hicieron aumentar las inspecciones de Aviación Civil sobre la compañía desde agosto de 2006 y que desembocaron en la apertura del expediente sancionador al ver que la aerolínea "incumplía el plan de ruta" propuesto por Fomento para subsanar las deficiencias de seguridad.

AIRE DE TRANQUILIDAD

Antes de la comparecencia de Bautista declaró como imputado el adjunto a la presidencia, Julio Miguel Martínez Solá, quien reiteró las palabras pronunciadas por Carrillo en su declaración ante Marlaska del pasado 12 de abril. Martínez aseguró que hasta el día 15 de diciembre en la compañía reinaba un "aire de tranquilidad y confianza" que no les hizo prever la suspensión hasta ese mismo día, según informaron fuentes jurídicas.

El adjunto de Carrillo explicó que decidieron cerrar "sobre las cinco de la tarde del día 15" porque una filtración les advirtió de que el Ministerio de Fomento les iba a comunicar la suspensión esa misma noche. Finalmente, Fomento les trasladó la resolución oficial "sobre las dos de la madrugada de ese mismo día", según informaron fuentes jurídicas.

Martínez no supo precisar el número de reservas y ventas de billetes que se hicieron los días anteriores al cierre pero afirmó que llegaron "muchas más anulaciones y cancelaciones que reservas" comparando con los datos del mes de noviembre. El adjunto a la presidencia aportó la cifra de 22.000 afectados contabilizados hasta el momento en el proceso concursal que está llevando a cabo el Juzgado de lo Mercantil número 5 de Madrid.

Air Madrid recibió el 12 de diciembre una resolución de la Dirección General de Aviación Civil que les obligaba a informar a los pasajeros de los posibles problemas. La compañía informó mediante los folletos y los carteles que les facilitó Aena e incumplió la petición de colgar en su página web la nota informativa a los pasajeros emitida por Fomento.

Marlaska ha incluido como prueba documental en la investigación el expediente sancionador de Aviación Civil. Mañana comparecerán en calidad de testigos el instructor de este documento, así como su secretario, ambos dependientes de Aviación Civil.

La citación judicial se hizo pública el 3 de abril después de que el pasado mes de diciembre el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo dictase un auto en el que se declaraba competente para investigar la denuncia presentada el día 18 de ese mes por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) contra Air Madrid por los delitos de estafa y fraude a los consumidores. La Asociación General de Consumidores (Asgeco) también denunció a Air Madrid por estafa y está personada en la causa como acusación particular

Por el momento, han declarado como imputados ante el juez el presidente de Air Madrid, José Luis Carrillo, la directora del departamento de Ventas, Silvia Avelar Bravo, y el director del departamento de gestión, Juan Barjau Romero.

Europa Press Comunicados Empresas