Publicado 05/04/2016 18:42CET

Albert Adriá apuesta por productores españoles para su línea de aperitivos La Cala

Albert Adriá
EL CORTE INGLÉS

"Nuestra cocina es tan grande, porque tenemos producto y cada vez mejor"

MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

Albert Adriá, chef de El Bulli y hermano de Ferrán Adriá, apuesta por la calidad de los productores españoles para reforzar su línea de aperitivos La Cala y poner en valor los productos nacionales.

"La idea es trabajar conjuntamente con productores españoles, porque hay maravillosos alimentos y productores que tienen ganas de hacer cosas.

En La Cala tenemos una línea estandar de productos, pero buscamos productores con alimentos de calidad", ha explicado el chef catalán en declaraciones a Europa Press.

Adriá propone transformar el aperitivo en una experiencia gourmet, pero para todos los bolsillos, por lo que busca posicionar sus productos dentro de un segmento medio. "El negocio está en el mejillón y en la sardinilla. No toca hacer berberechos a 25 euros", ha recalcado.

De esta forma, La Cala ofrece una variada colección de productos, desde las aceitunas rellenas de anchoa o los mejillones en escabeche, con receta de Albert Adrià, a las clásicas patatas fritas, pasando por una colección de conservas con navajas procedentes de las Rías Gallegas o sardinillas La Cala, confitadas con aliño picante, mientras que desde Bermeo llega la ventresca de bonito del Norte en escabeche.

"Los productos españoles están muy valorados dentro y fuera de España. Y con La Cala queremos poner nuestro granito de arena. No hay cocina sin producto, por eso nuestra cocina es tan grande, porque tenemos producto y cada vez mejor", ha subrayado el chef catalán.

Además, ha adelantado que ampliará su gama con el lanzamiento de un Jerez, una "bebida que hay que reivindicar" porque se aprecia más en el exterior y es "patrimonio cultural español", y que se unirá a su singular sangría La Cala-Albert Adrià nº19, elaborada con extractos naturales de naranja, canela, romero y lima, y al Ribera del Duero Antonino Izquierdo, envejecido en barrica de roble francés que figura en su portafolio.

Adriá reivindica, además, recuperar la hora del vermut, como muestra de la recuperación económica y para evitar el cierre de locales centenarios. "El vermut debería convertirse en la bebida de moda. Ahora se está recuperando tras muchos años de ostracismo por la crisis. El aperitivo y tomar el vermut debe de ser una reivindicación del optimismo, es algo necesario. Además, en Madrid que hay tantos bares centenarios y tanta cultura del vermut ayudará a que no desaparezcan", ha reconocido.

El que fuera chef y encargado del área de creatividad de El Bulli apuesta por tener una red de distribución "sólida" de sus productos, que se pueden encontrar en varios establecimientos en España, pero que acaba de recalar en los 59 Club del Gourmet de El Corte Inglés, así como en los siete Gourmet Experience que tiene la firma repartidos en España.

Europa Press Comunicados Empresas