Los analistas prevén un buen ritmo de las Bolsas, sin sobresaltos por la votación del Brexit

Anti-Brexit protest in London
Stefan Rousseau/PA Wire/dpa
Publicado 14/01/2019 11:57:09CET

MADRID, 14 Ene. (EDIZIONES) -

Comenzamos la semana con unos "precios de entrada atractivos" en las Bolsas conforme se disipa el temor a una recesión. Esta mejor perspectiva puede extenderse durante enero y febrero, siempre que continúe el optimismo de las negociaciones chino-norteamericanas y que los resultados empresariales americanos del último trimestre de 2018, que se conocen a partir de este lunes, sean "buenos o al menos decentes".

En este sentido, el 'Análisis de inversión semanal' da por sentado la negativa a May en la votación sobre el Brexit este martes, pero considera que el Brexit "será más estético que real": ya que de no haber acuerdo, "la aplicación de la cláusula de 'backstop' permitiría, en la práctica, mantener el actual 'status quo' durante mucho tiempo", por lo que estiman que "no tendrá impacto" en las Bolsas.

En concreto, los analistas de Bankinter destacan el "punto de inflexión conceptual" en el S&P500, de peor a mejor, el pasado 4 de enero, tras la aparición del gobernador de la Reserva Federal, Jerome Powell, en que defendió la independencia de su actuación de la política, reconociendo que no dimitiría aunque Trump se lo pidiese.

Powell argumentó que el ciclo americano es sólido --disipando el miedo a una recesión-- y aseguró que las subidas de tipos dependerán de los datos, demostrando que la Fed cambia sus planes y se adapta si el ciclo económico lo hace necesario.

El ritmo de la semana también estará marcado por las siguientes citas: un superávit comercial chino "aparentemente bueno esta madrugada, pero que en realidad es malo" y la publicación a partir de esta tarde de unos resultados americanos buenos.

A continuación, las ventas al por menor americanas del miércoles que se esperan "aceptables o buenas" y el jueves se confirmará la inflación europea cómodamente inferior al 2% (se espera confirme el +1,6% preliminar). Por último, la producción industrial americana del viernes será "mediocre pero en absoluto mala".

Los analistas consideran "inevitable" alguna "toma de beneficios espontánea", como el viernes pasado y como sucederá hoy lunes tras las cifras chinas flojas y tras el 'rally' acumulado. Por ello, recomiendan posicionarse mayoritariamente en la Bolsa americana y, si el perfil de riesgo lo tolera, posicionarse también parcialmente también en Brasil e India, y "solo esperar".

Por último, la estrategia de inversión recomendada por Bankinter insta a aprovechar enero y febrero, con las estas tomas de beneficios pasajeras, ya que en marzo se reactivarán dos incógnitas: el día 1 termina la tregua comercial chino-americana y el 29 debe ejecutarse el Brexit o aplicar el 'backstop'.

BONOS

El mercado estará pendiente de las perspectivas de los bancos estadounidenses, que comienzan a presentar sus resultados, así como del posible retraso en el Brexit, previsto para el 29 de marzo. Rango semanal estimado: 0,20%/0,28%.

DIVISAS

Eurodólar: Un panorama en Europa "nebuloso a corto plazo" con la discusión del presupuesto francés, la política italiana y la desaceleración alemana podrían frenar la recuperación del euro a corto plazo, propiciado con un entorno de menor aversión al riesgo. Rango semanal estimado: 1,141/1,157.

Euroyen: La reciente depreciación del yen debería mantenerse en las próximas sesiones. Un clima de menor aversión al riesgo resta atractivo a la divisa nipona como activo refugio, con la una nueva moderación del IPC de Japón. Rango semanal estimado: 123,5/125,1.

Eurolibra: Continúa la volatilidad de la libra con la tensión por el Brexit y el deterioro de los indicadores macroeconómicos, en una semana en que se conocerá el IPC y las ventas minoristas de Reino Unido. Rango semanal estimado: 0,892/0,909.

POSICIONAMIENTO RECOMENDADO

Para los inversores, los expertos de la entidad financiera recomiendan una estrategia semanal que pase por:

Según área geográfica del activo, vender o infraponderar en Reino Unido y bolsas emergentes (menos Brasil e India); no hacer cambios en el mercado japonés ni en España y en la zona euro, selectivamente; y comprar en EE.UU, en Brasil y en India.

Por tipo de activo, las indicaciones son: vender bonos soberanos, corporativos y 'high yield' en Europa, bonos en Japón y bonos corporativos en EEUU; mantenerse neutral en inmuebles, bonos 'high yield' en Estados Unidos; y sobreponderar o comprar en bolsas selectivamente, y bonos soberanos en EEUU.

Por último, según sectores, la estrategia indica vender en semiconductures, hardware, 'retailer', media y automoción, petróleo e infraestructura, concesiones, químicas y consumo básico; no hacer cambios en telecomunicaciones, hoteles, petróleo e infraestructura, seguros e inmobiliario, bancos, 'utilities', construcción, industriales y aerolíneas; y comprar en consumo cíclico (especialmente lujo), renovables, farma, salud, software, web services y construcción.

Contador
Europa Press Comunicados Empresas