Publicado 15/10/2015 17:50

La Audiencia sostiene que Oracle cometió infracción por abuso de posición de dominio

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional sostiene que Oracle cometió infracción por abuso de posición de dominio, contemplada en el artículo 2 de la Ley de Defensa de la Competencia, respecto a Hewlett Packard (HP).

En concreto, la sentencia de la sección sexta de la Sala de lo Contencioso estima un recurso que presentó HP contra la decisión de la extinta Comisión Nacional de la Competencia (CNC), que en febrero de 2013 determinó que no se había acreditado esa infracción de abuso de posición de dominio.

HP presentó una denuncia contra Oracle Corporation y Oracle Ibérica por haber incurrido en abuso de posición dominante. En 2011 se acuerda la incoación del expediente sancionador contra las empresas por abuso de posición de dominio, no obstante, el consejo de la CNC resolvió en 2013 que no había quedado acreditada la infracción.

En la sentencia, el tribunal anula esa resolución de la CNC y devuelve el asunto a la sala de Competencia de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) --heredera de la antigua CNC-- para que realice el juicio "culpabilístico" procedente y en su caso aplique la pertinente sanción, así como las medidas accesorias que se consideren necesarias.

La sentencia define cuál es el mercado de producto en el que han actuado ambas compañías y concluye que Oracle al hacer incompatible su base de datos de alto rendimiento con el procesador Itanium y, por tanto, con el servidor que utilizaba HP, estaba expulsando del mercado a los servidores Integrity de su rival. "Un efecto de salida de mercado que acredita el abuso de posición de dominio".

Una vez practicada la prueba, los jueces concluyen que en el segmento de las bases de alto rendimiento Oracle ocupa una cuota de mercado que oscila entre el 70 y 80% y que, incluso, si se tuviese en cuenta el volumen total de mercado de bases de datos, la cuota de mercado de Oracle oscila entre el 40 y el 50%, separado del siguiente competidor en más de un 20%, lo que le colocaría a la empresa "dentro del ámbito de la ocupación de una posición de dominio".

Europa Press Comunicados Empresas