Actualizado 02/01/2009 00:23 CET

Bank of America, la mayor entidad financiera de EEUU tras finalizar la compra de Merrill Lynch

NUEVA YORK, 1 Ene. (EUROPA PRESS/Emilio López Romero) -

Bank of America se ha convertido este 1 de enero de 2009 en la mayor entidad financiera comercial de Estados Unidos después de que hoy finalizara el proceso de compra del banco de inversión Merril Lynch, una operación que fue anunciada el pasado mes de septiembre valorada en 50.000 millones de dólares, según informó su presidente, Ken Lewis.

La nueva entidad tendrá el mayor negocio de administración de patrimonio del mundo con unos 20.000 asesores financieros y más de 200.000 millones en activos de clientes. La administración de inversión global incluirá el 50% de la propiedad de BlackRock Inc., que al 30 de septiembre tenía 126.000 millones en activos en cartera, mientras Bank of America tuvo 564.000 millones en ese mismo período.

"Creemos que la administración de patrimonio y la banca corporativa y de inversión representan importantes oportunidades de crecimiento, especialmente en combinación con nuestras importantes capacidades en banca de consumo y comercial", afirmó Lewis, para quien la entidad está ahora en una posición única para lograr participación de mercado y extender su liderazgo en el mundo.

Bajo los términos y condiciones del acuerdo alcanzado en septiembre por ambas partes --en medio de la grave crisis que sacudía entonces a Wall Street--, los accionistas de Merrill Lynch recibieron .8595 acciones ordinarias de Bank of America por cada acción ordinaria de Merrill Lynch, una operación que en su momento fue valorada en 50.000 millones de dólares.

El banco con sede en Carolina del Norte se ha marcado como objetivo reducir hasta 7.000 millones de dólares en costos antes de 2012, y para ello los recortes vendrán desde la eliminación de cargos anunciados el pasado 11 de diciembre hasta de la reducción de gastos duplicados por tecnología, proveedores y marketing como consecuencia de la fusión.

Bank of America reconoció hace unas semanas que recortará en los próximos tres años hasta 35.000 puestos de trabajo como consecuencia de la absorción de Merrill Lynch, despidos que empezarán a hacerse efectivos en los próximos días y que, según explicó entonces, que afectará a todas sus líneas de negocio.

La compañía cuenta en la actualidad con más de 59 millones de clientes y pequeñas empresas a las que atiende en más de 6.100 sucursales y 18.000 cajeros automáticos repartidos por todo el país, además de una banca en línea que cuenta con más de 25 millones de usuarios activos. Presta servicio a clientes de más de 150 países y tiene vínculos comerciales con el 99% de las compañías en la revista Fortune 500.

Europa Press Comunicados Empresas