Actualizado 05/12/2018 13:24 CET

Bayer prevé pagar más dividendo y reducir deuda en su plan estratégico a 2022

LEVERKUSEN (ALEMANIA), 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El grupo químico y farmacéutico alemán Bayer espera lograr un crecimiento anual de sus ventas de entre el 4% y el 5% hasta 2022, así como acelerar la generación de liquidez, que aprovechará para elevar el pago de dividendos y reducir la deuda financiera de la compañía, según ha anunciado la multinacional en la presentación de las metas de su nuevo plan estratégico a 2022 tras adquirir Monsanto.

La compañía alemana confía en alcanzar para 2022 una cifra de negocio de uno 52.000 millones de euros, frente a los 44.600 millones del dato pro forma de 2018, así como un resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado de unos 16.000 millones en 2022 desde los 11.500 millones pro forma de 2018 y los cerca de 12.200 millones estimados para 2019, con un crecimiento medio anual del 9%.

Por su parte, la compañía pretende elevar el margen de Ebitda antes de atípicos desde el 26% en 2018 al 27% en 2019 y superar el 30% en 2022.

Asimismo, entre 2019 y 2022, Bayer prevé alcanzar un flujo libre de caja de 23.000 millones de euros, acelerando la generación de liquidez un 18% anual respecto a 2018 y alcanzando los 8.000 millones en el ejercicio 2022.

"Queremos emplear estos fondos, junto con la liquidez generada a través de las medidas de cartera anunciadas, en incrementar los dividendos y seguir reduciendo la deuda financiera neta para alcanzar los parámetros acordes con nuestro rating en la categoría A", declaró el director financiero de Bayer, Wolfgang Nickl, añadiendo que la multinacional estudiará las opciones de llevar a cabo recompras de acciones.

Por otro lado, Bayer se ha fijado el objetivo de alcanzar un crecimiento medio anual de su beneficio 'core' por acción del orden del 10%, pasando de un rango de entre 5,70 y 5,90 euros en 2018 a 6,80 euros en 2019 y con la meta de llegar a unos 10 euros para 2022.

"Crearemos un valor sustancial aprovechando nuestras capacidades de innovación para impulsar el crecimiento, mejorando la rentabilidad y elevando el flujo de caja", añadió Nickl, subrayando que las medidas para ganar eficiencia recientemente anunciadas por la compañía, que recortará 12.000 empleos hasta finales de 2021 tras adquirir Monsanto,
"servirán de apoyo a estos esfuerzos" y destacando que todas las divisiones contribuirán a la mejora del desempeño de la empresa.

En cuanto al endeudamiento, Bayer indicó que espera mantener estable su deuda neta en 2019 en unos 36.000 millones, como consecuencia de los nuevos estándares contables, para reducirla paulatinamente hasta un rango de entre 26.000 y 28.000 millones para 2022.

Por otro lado, la compañía alemana prevé invertir un total de 35.000 millones de euros en "el futuro de la empresa" hasta finales de 2022, de los que más de dos tercios corresponderán a I+D.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas