Actualizado 21/06/2022 18:03

Brugera (Colonial), preocupado por las turbulencias del mercado que lastran la cotización de la empresa

Junta de accionistas de Colonial de 2022
Junta de accionistas de Colonial de 2022 - EUROPA PRESS

La junta de accionistas aprueba un dividendo de 0,24 euros a repartir el 8 de julio

MADRID, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colonial, Juan José Brugera, ha trasladado la preocupación de la compañía por las "turbulencias" del mercado de capitales, que están lastrando la evolución de la socimi en Bolsa y han arrastrado su cotización a mínimos de noviembre de 2020.

Así lo ha manifestado durante su intervención en la junta de accionistas de Colonial, celebrada este martes en Madrid con un quórum del 83,7% y en la que se han aprobado todos los puntos del día, incluido el reparto de un dividendo de 0,24 euros.

Brugera ha explicado que esta volatilidad en el mercado es fruto de la incertidumbre macroeconómica, pero ha defendido que la respuesta de la compañía debe ser perseverar en su plan de negocio para seguir creando valor para el accionista.

"Nuestra respuesta debe ser perseverar en nuestra estrategia, hacer crecer a la compañía y crear valor para el accionista. Ahora hay un fuerte descuento en el mercado, como ya ha habido en otros momentos, pero hay que perseverar para llegar a otros periodos con primas muy altas", ha añadido.

Desde los máximos de 11,7 euros por acción en los que cotizaba Colonial antes del estallido de la pandemia, la caída hasta los 6,5 euros en los que cotiza actualmente es del 44%. A lo largo de la crisis sanitaria, logró recuperarse hasta los 9 euros por acción en agosto del año pasado, pero la incertidumbre respecto a la economía ha vuelto a afectar a su desempeño en Bolsa.

Por su parte, el consejero delegado, Pere Viñolas, ha precisado que, frente al mercado de valores, los mercados de deuda "gozan de mucha vitalidad" y la compañía ha aprovechado este entorno para lograr un coste medio de su deuda del 1,5% a tipo fijo, lo que aporta mayor estabilidad en este momento actual de subidas de los tipos de interés.

"Creo que tenemos los mejores elementos de confianza para pensar que navegaremos esta coyuntura mejor que en otras situaciones. El final de 2021 nos dejó un volumen de activos muy fuerte y resiliente", ha añadido Viñolas.

CRECE EL DIVIDENDO

Con el voto a favor de la mayoría de los accionistas, la junta ha aprobado la distribución de un dividendo de 0,24 euros por acción, lo que supondrá un desembolso de unos 129 millones de euros.

El pago tendrá lugar el próximo 8 de julio, siendo el 5 de julio el último día en el que las acciones se negociarán con derecho a recibir el dividendo. CaixaBank actuará como agente de pagos.

Sobre el dividendo, Viñolas ha trasladado la intención de la compañía de que siga subiendo un 10% anual, como ya lo ha hecho desde que empezase a repartir dividendos en 2015, cuando fue de 0,15 euros.

También ha reelegido a PwC como auditor de cuentas y a Juan José Brugera, Pedro Viñolas, Juan Carlos García Cañizares, Javier López Casado y Luis Maluquer como consejeros de la sociedad.

Por último, se ha aprobado modificar la política de remuneraciones del conjunto de los consejeros de Colonial, de manera que el importe máximo de la remuneración anual pase a ser de 2,5 millones de euros, frente a los 2,2 millones actuales.

OBJETIVO DE 500 MILLONES EN RENTAS

En un encuentro posterior con los medios, Brugera y Viñolas han recordado que el objetivo de la compañía es alcanzar un volumen de rentas de hasta 500 millones de euros en los próximos años, en contraste con los 314 millones logrados en el ejercicio 2021.

Actualmente, ya tiene contratos firmados para incrementar esta renta hasta los 436 millones de euros y el resto lo espera alcanzar en un plazo de entre dos y tres años, con la incorporación de nuevos proyectos de 80 millones de euros a su cartera, otros 42 millones con la renovación de sus oficinas o 20 millones adicionales por la compra de nuevos edificios.

Los directivos también han avanzado que algunos de los proyectos que están estudiando se encuentran fuera de España o Francia, los dos mercados en los que ahora operan, con un alto potencial de entrada en Alemania o Inglaterra.

Respecto a la tendencia al teletrabajo, han asegurado que no ha supuesto ningún problema para su actividad, toda vez que sus inquilinos, multinacionales de primer nivel, han apostado por ofrecer el trabajo en casa pero al mismo tiempo en convertir sus oficinas en un mejor espacio para trabajar.

Contador

Más información

Europa Press Comunicados Empresas