Bruselas aprueba con condiciones la filial de renovables de RWE por parte de E.On

Publicado 17/09/2019 12:48:23CET

BRUSELAS, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha aprobado este martes la adquisición del negocio de distribución y soluciones para consumidores y parte de los activos de generación de electricidad de Innogy, filial de renovables de RWE, por parte de E.On, aunque la operación está sujeta al cumplimiento de ciertas condiciones.

"Es importante que todos los europeos y empresas puedan comprar electricidad y gas a precios competitivos. Hoy podemos aprobar la adquisición de Innogy por E.On porque los compromisos ofrecidos por E.On asegurarán que la fusión no eleve los precios o reduzca la oferta en los países en los que operan las compañías", ha explicado en un comunicado la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager.

E.On y RWE llegaron a un acuerdo de intercambio de activos según la cual la primera firma se centraría la distribución y suministro minorista de electricidad y gas, mientras que la segunda estaría activa en la generación ascendente de electricidad y mercados mayoristas.

El Ejecutivo comunitario ha llevado a cabo una investigación en profundidad en la que determinó que la transacción notificada inicialmente a las autoridades europeas habría reducido de forma significativa la competencia en varios mercados.

En concreto, la preocupación de Bruselas se centraba en los mercados de suministro de calefacción eléctrica y de estaciones de recarga de vehículos eléctricos en autopistas en Alemania, el mercado de suministro minorista de gas y electricidad en República Checa y el mercado minorista de suministro electricidad a empresas no reguladas en Hungría.

Para resolver estos problemas, E.On se ha comprometido a vender gran parte de su cartera de clientes a los que suministra calefacción eléctrica en Alemania y todos los activos necesarios para operar en este mercado si el comprador los necesita.

También ha prometido que interrumpirá el servicio que ofrece en 34 estaciones de carga eléctrica en autopistas alemanas, que serán operadas por una nueva firma en el futuro, a vender todo su negocio de suministro minorista de electricidad a clientes no regulados en Hungría y a desinvertir todo el negocio de suministro minorista de electricidad y gas en República Checa.

Bruselas ha considerado que todos estos negocios que E.On venderá son negocios "viables" que permitirán a sus potenciales compradores competir con la entidad fusionada en los mercados afectados en el futuro.

Por ello, ha concluido que la transacción modificada con dichos compromisos ya no plantea problemas de competencia.

Contador
Europa Press Comunicados Empresas