Bruselas investiga de nuevo las ayudas fiscales concedidas por Bélgica a 39 multinacionales

Actualizado 16/09/2019 13:37:39 CET

BRUSELAS, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha anunciado este lunes que está investigando de nuevo las ventajas fiscales concedidas por Bélgica a 39 multinacionales, entre ellas la sociedad belga AB InBev, mayor cervecera del mundo, para dilucidar si se trata de ayudas ilegales según la normativa comunitaria.

Bruselas ha optado por evaluar cada caso de manera individualizada después de que el Tribunal General de la Unión Europea (TUE) anulara su decisión anterior de exigir a las autoridades belgas que recuperasen un total de 700 millones por el mismo caso.

En concreto, las investigaciones se centran en las ventajas concedidas entre 2005 y 2014 a 39 multinacionales a través de un sistema que les permitió deducirse de la base del impuesto de sociedades los denominados "beneficios excesivos".

La Comisión Europea, además, ha hecho pública por primera vez la lista de empresas afectadas y entre ellas se encuentra la mayor cervecera del mundo, la belga AB InBev, que ha sido recientemente multada por las autoridades europeas por restringir las importaciones a Bélgica de su cerveza Jupiler.

Otras multinacionales afectadas son, por ejemplo, las filiales belgas de las firmas químicas alemanas BASF y Henkel, la compañía de telecomunicaciones Belgacom, la división europea de Bridgestone, la empresa Knauf Insulation, la firma francesa de moda Celio o Pfizer Animal Health.

El Ejecutivo comunitario considera que la Justicia europea no evaluó en su sentencia publicada en febrero de este año si dichas ayudas eran o no ilegales, sino que el TUE anuló la decisión al concluir que la Comisión Europea no había logrado demostrar la existencia de un esquema establecido de ayudas públicas.

Esto significa, explica la institución europea en un comunicado, que la compatitibilidad de los 'tax rulings' con las normas comunitarias "debe ser evaluada individualmente".

Bruselas cree que al descontar los "beneficios excesivos" de la base imponible del impuesto de sociedades, las ventajas fiscales incumplieron el código fiscal belga. En particular, piensa que las ayudas fiscales permitieron a las empresas reducir de forma unilateral la base imponible de las multinacionales beneficiadas aunque no se respetaran todas las condiciones legales.

Además, las autoridades comunitarias apuntan que a través de esta práctica se discriminó a otras empresas que no tuvieron acceso a las mismas ayudas fiscales, provocando una "ventaja selectiva" que permitió a las 39 multinacionales pagar "sustancialmente" menos impuestos.

"Todas las empresas deben pagar una parte justa de impuestos. Sospechamos que el sistema fiscal de beneficios excesivos concedió reducciones sustanciales sólo a algunas compañías multinacionales y no estaba disponible para empresas en una situación comparable", ha resumido la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager.

La apertura de estas investigaciones en profundidad abre la oportunidad a otras terceras partes interesadas a aportar sus comentarios en las pesquisas. Bruselas, en todo caso, ha subrayado que no prejuzga el resultado final de dichas investigaciones.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas