25 de febrero de 2020
 
Actualizado 12/07/2013 17:54:25 CET

La CMT fija precios para la fibra en edificios que son hasta un 24% menores que los propuestos por Telefónica

Cables de Fibra
TELEFÓNICA/EUROPA PRESS

El regulador toma como referencia los precios del acuerdo entre Telefónica y Jazztel y añade una "prima del riesgo" del 15,29%

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Comisión del Mercado (CMT) ha fijado de forma cautelar el precio de acceso a las infraestructuras de fibra óptica en el interior de los edificios que Telefónica compartirá con Orange y Vodafone con una rebaja de entre un 18% y un 24% frente a los inicialmente propuestos por la multinacional española a sus rivales.

Esto implicará un ahorro de entre 8 millones y 14 millones de euros para cada operador en el despliegue de la red de fibra óptica, ha señalado el regulador de telecomunicaciones en una nota.

Las tres operadoras alcanzaron a principios de julio un acuerdo para compartir el acceso a las infraestructuras verticales en los edificios y a la cesión de las acometidas de fibra óptica hasta los usuarios y solicitaron a la CMT que fijara los precios del acuerdo al no llegar a un pacto respecto a este particular.

Para hacer el cálculo, el regulador ha tomado como referencia los precios pactados por Jazztel y Telefónica, que acordaron en octubre de 2012 el despliegue conjunto de una red de fibra óptica a 3 millones de hogares, a razón de 1,5 millones de hogares por cada operador.

A los precios acordados por estos dos operadores, la CMT añade de forma cautelar un incremento del 15,29%, con el que refleja la "prima de riesgo" en el despliegue de redes de nueva generación, y traslada dichos precios al acuerdo de Telefónica con Vodafone y Orange.

REMUNERAR RIESGOS MÁS ELEVADOS

Para argumentar dicha prima, la CMT ha explicado que, mientras que Jazztel y Telefónica acordaron acceder de forma simétrica a las infraestructuras verticales del otro, en el acuerdo, en "teoría" reciproco, entre esta última con Orange y Vodafone en "ningún momento" se incluyen compromisos "concretos" de despliegue en edificios en zonas en las que Telefónica no esté presente, por lo que dichos operadores "podrían optar" por extender su red en las mismas zonas en las que ya lo ha hecho su rival y utilizar las infraestructuras verticales de ésta.

La CMT considera que los operadores que optan por desplegar sus redes en zonas donde ya se encuentran otros, accediendo a las infraestructuras en el interior de los edificios de estos, reducen su "incertidumbre" en plazos y costes. Por el contrario, los operadores que despliegan sus redes en primer lugar se enfrentan a "mayores incertidumbres y riesgos".

Para la CMT incrementar los precios del acuerdo entre Jazztel y Telefónica en un 15,29% supone "remunerar el riesgo" más elevado que asumen los operadores que están desplegando sus propias infraestructuras verticales en el interior de los edificios.

ELIMINAR BARRERAS DE ENTRADA

Para el organismo presidido por Bernardo Lorenzo, la compartición de infraestructuras verticales elimina barreras de entrada, ya que sin esta "el primer operador que llega podría convertirse en el único". Para evitar ese riesgo, en febrero de 2009, la CMT fijo una obligación para que el primer operador que accediera a un edificio con fibra óptica debería atender las solicitudes "razonables" de acceso de terceros operadores.

En este sentido, según datos del informe anual de la CMT, a finales de 2012 había 3,25 millones de accesos de fibra óptica instalados, de los que el 99% pertenecen a Telefónica. Además, algo más de 337.000 líneas de FTTH estaban en servicio, el doble que el año anterior.