27 de febrero de 2020
 
Actualizado 12/05/2016 19:16:20 CET

Colonial analiza compras de nuevos inmuebles por 400 millones

SFL (Colonial), edificio '#cloud.Paris'
SFL

MADRID, 12 May. (EUROPA PRESS) -

Colonial analiza actualmente "en exclusiva" la compra de distintos edificios de oficinas que suman un volumen de inversión de unos 400 millones de euros, según apuntó la inmobiliaria.

Las inversiones de la compañía encajan en su estrategia centrada en edificios de oficinas ubicados en las zonas 'prime' de sus mercados (Madrid, Barcelona y París).

Las nuevas compras se enmarcan en la política de crecimiento que actualmente aborda la compañía que preside Juan José Brugera. En caso de que todas ellas se materializaran, Colonial sobrepasaría su objetivo de ejecutar una inversión media de 300 millones en nuevos activos.

En paralelo a estas eventuales adquisiciones, la inmobiliaria invierte en desarrollo y rehabilitación de edificios. En concreto, reconstruye dos inmuebles en el centro de Madrid y rehabilita distintas rehabilitaciones en activos de Barcelona y París.

"El portfolio 'prime' de Colonial, junto con un enfoque industrial de gestión inmobiliaria, está permitiendo obtener una gran respuesta del mercado de rentas y configura una base sólida para ofrecer un crecimiento sostenible alcanzando ratios de retorno por encima de la media de mercado", destacó en un comunicado el presidente de la compañía.

En la actualidad, la cartera de patrimonio de Colonial está formada por 56 edificios de oficinas en la principales áreas de Madrid, Barcelona y París, que suman una superficie alquilable de unos 772.000 metros cuadrados.

Europa Press Comunicados Empresas

Lo más leído

  1. 1

    Paso clave para mantener el rendimiento del plasma en un reactor de fusión

  2. 2

    Disparan en la cabeza a una mujer en plena calle en Madrid

  3. 3

    The Walking Dead: Samantha Morton explica la escena de sexo entre Alpha y Negan

  4. 4

    25 casos confirmados por coronavirus en España

  5. 5

    Imputadas 20 personas que vendían mascarillas a 5.000 euros en Italia