8 consejos para preparar tu cartera antes de las vacaciones

Publicado 16/07/2015 11:38:04CET
A man walks past in front of an electronic boards showing Japan's Nikkei average
REUTERS

MADRID, 16 Jul. (EDIZIONES) -

Desconectar de la rutina e irse de vacaciones puede generar cierta intranquilidad si eso implica dejar tus inversiones a la deriva, especialmente teniendo en cuenta las marejadas que se han producido en los mercados en verano durante los últimos años.

El periodo estival es una época de escasa actividad y menos operaciones, lo que redunda en movimientos más bruscos y una mayor volatilidad. Proteger tu cartera de inversión es vital para que puedas disfrutar tranquilo de las vacaciones.

Este año no es una excepción y la volatilidad empieza a llegar a los parqués acompañada de las altas temperaturas. Wolfgang Kania, responsable de Fondos de Inversión y Planes de Pensiones de Deutsche Bank España, te da las claves para mantener a salvo tus inversiones durante el verano:

1.- REALIZA UN BALANCE DE LA PRIMERA MITAD DE AÑO

Aunque tu gestor personal te haya informado periódicamente de la evolución de tu cartera, es preciso que hagas una revisión semestral de la misma. Sería bueno que, antes de irte de vacaciones, tu asesor te cuente en profundidad cómo ha evolucionado, qué nivel de riesgo ha soportado, qué rentabilidad ha obtenido y si se han cumplido tus objetivos.

Si ya has alcanzado o superado el nivel de beneficios que buscabas, valora si es momento de recoger beneficios. Las conclusiones que obtengas serán fundamentales para saber qué estrategia seguir en el segundo semestre.

2.- IDENTIFICA RIESGOS

Haz un análisis de la situación macroeconómica, geopolítica y política de las zonas geográficas a las que tengas exposición o que puedan influir en los mercados, con el objetivo de detectar riesgos actuales o potenciales de carácter geopolítico que podrían afectar a tu cartera.

Sitúa en un calendario tanto las citas relevantes (cumbres políticas, reuniones de instituciones de política monetaria, etc.) como los conflictos abiertos que puedan repercutir en el valor de tus activos.

3.- ATENTO A LOS VENCIMIENTOS

Revisa si alguno de los activos que forman parte de tu cartera de inversión llega a vencimiento durante tus vacaciones. Si es así, discute con tu asesor cuál es la mejor estrategia y déjale instrucciones de cómo proceder durante tu ausencia.

4.- CUBRE TU CARTERA

Una vez detectados los riesgos que podrían afectar a tus inversiones, intenta neutralizarlos. Analiza qué posiciones tienen más riesgo y combátelo disminuyendo su peso en el total de la cartera.

5.- NO OLVIDES LA FISCALIDAD

A la hora de decidir qué cambios aplicar a tu cartera, ten en cuenta que no todos los productos de inversión tributan de la misma manera. Recuerda, por ejemplo, que puedes traspasar de un fondo de inversión a otro sin tener que tributar.

6.- PREVÉ PRÓXIMOS PAGOS Y GASTOS

¿Tendrás que afrontar algún pago o gasto importante durante las vacaciones? Si es así, planifica con qué recursos lo cubrirás y valora si te interesa deshacer alguna posición para afrontarlo. Evalúa si es buen momento para vender algún activo y obtener liquidez para hacer frente a los gastos que surjan durante las vacaciones.

7.- PIENSA EN LA "VUELTA AL COLE"

No te vayas de vacaciones sin agendar una cita con tu gestor personal en septiembre. Una vez terminado el verano, reúnete con él o ella para evaluar el comportamiento que han tenido tus inversiones durante este periodo y para planificar la estrategia que te permitirá conseguir tus objetivos de rentabilidad antes de que acabe el año.

8.- ¡RELÁJATE Y DISFRUTA!

Olvida las noticias económicas durante unos días y despreocúpate de la evolución de los mercados. Si sigues los pasos anteriores tu cartera estará a salvo y las únicas subidas y bajadas que te preocuparán serán las de la marea.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas