El consorcio del AVE a la Meca se reúne en Madrid con el organismo árabe promotor del proyecto

Actualizado 30/03/2017 2:18:09 CET

En plena negociación sobre los retrasos y los sobrecostes de una de las mayores obras logradas en el exterior

MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consorcio de empresas españolas que construye el AVE entre La Meca y Medina se reúne esta semana en Madrid con Rumaih Mohammed Al-Rumaih, el presidente de Saudi Railways Organization (SRO), organismo del Gobierno árabe promotor y encargado del desarrollo del 'megaproyecto'.

El encuentro se enmarca en la visita que el alto cargo árabe realizará a España este martes y miércoles, 25 y 26 de octubre, que también incluye una reunión con el ministro de Fomento en funciones, Rafael Catalá, según indicaron a Europa Press en fuentes del consorcio.

La visita y los encuentros tendrán lugar mientras el consorcio, su contratista, la SRO, y el Gobierno árabe tienen abiertas negociaciones sobre la demora y los sobrecostes que acumula la construcción del denominado 'AVE del Desierto', uno de los mayores proyectos logrados por empresas españolas en el exterior.

El consorcio español pretende que Arabia reconozca que la causa del retraso en la obra está en la demora que acumula la fase previa del proyecto, la que acomete un grupo de empresas chinas. De esta forma, buscan evitar la eventual penalización por retrasos que contempla el contrato.

Además, las empresas españolas solicitan extender en dos años más, hasta enero de 2019, el plazo inicialmente fijado para concluir el AVE y que se modifique el contrato para incluir trabajos adicionales que Arabia ha solicitado realizar.

La negociación, que entró en una nueva fase hace un mes con el nombramiento de un mediador, se espera que se extienda hasta final de año.

AVANCE DE LAS OBRAS.

No obstante, mientras estas negociaciones sobre el plazo y los costes siguen abiertas, los trabajos de construcción de la línea que unirá las dos ciudades santas continúan su curso.

En la actualidad, el consorcio casi ha completado la instalación de la vía en tres de los seis tramos de la línea, de 450 kilómetros de longitud, y tiene "muy adelantado este trabajo" en otros dos.

El tramo restante se recibió recientemente de manos del grupo chino encargado de ejecutar la plataforma de la línea, según se expuso en la última reunión que el consejo de administración del consorcio.

El grupo español se encarga de la segunda fase de la obra, esto es, de la instalación de las vías y toda su superestructura (electrificación, seguridad, comunicaciones y otros sistemas), así como de la posterior explotación de la línea.

El consorcio que a finales de 2011 se alzó con este 'macrocontrato', estimado en unos 6.700 millones de euros, está compuesto por las empresas públicas Ineco, Renfe y Adif, y las privadas OHL, Cobra (ACS), Indra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imathia, Inabensa y Talgo. Esta última encargada de suministrar los trenes.

La visita del presidente de SRO a España se mantiene a pesar de que finalmente no acude junto con el ministro árabe de Transportes, Sulaiman bin Abdullah Al-Hamdan, tal como inicialmente se planteó, si bien finalmente declinó acudir ante la actual situación de interinidad del Gobierno español.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas