El consumo de cemento modera su crecimiento al 4,8% hasta septiembre, por la "caída" de la obra pública

Actualizado 19/10/2015 12:31:12 CET

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consumo de cemento creció un 4,8% en los nueve primeros meses del año en comparación con el mismo periodo de 2014, hasta sumar 8,50 millones de toneladas, según la patronal Oficemen, que considera que el dato arroja un "frenazo" respecto al crecimiento del 8,6% registrado en la primera mitad del año.

La organización atribuye esta ralentización a la "caída" que, según apunta, está experimentando la obra pública, que "impedirá" al sector cementero cumplir con su previsión de cerrar 2015 con un crecimiento del 10%.

De hecho, Oficemen señala que la demanda de cemento en el tercer trimestre del año arrojó una caída interanual del 0,8%, a pesar de que en el mes de septiembre creció un 3,1% y sumó casi un millón de toneladas (982.379 toneladas).

Según la organización, los consumos de agosto y septiembre no lograron compensar la caída del 5,5% registrada el pasado mes de julio, cuando el sector rompió una tendencia de siete meses de crecimientos consecutivos.

El director general de Oficemen, Aniceto Zaragoza, manifestó su "preocupación" ante estos datos, que estima pueden estancar el sector en los "niveles más bajos de su historia".

"Tras registrar una cierta recuperación en el primer semestre, el panorama de los últimos tres meses es de caídas o crecimientos tan leves que van cambio de llevaros nuevamente al estancamiento del sector en los niveles más bajos de la historia", subrayó en un comunicado.

La obra pública absorbe casi las dos terceras partes (alrededor del 65%) del cemento del país, mientras que el resto proviene de la edificación no residencial y de la promoción de vivienda. De estos tres componentes de la demanda, la única que ha descendido en los últimos meses es la de los trabajos públicos.

Así, la patronal no atisba "halagüeñas expectativas" para el último trimestre del año, ni que la moderación del sector se revierta en los meses siguientes.

"Los Presupuestos para 2016 no dan margen para la esperanza", señala Oficemen en relación a la partida que recogen para inversión en obra pública.

"España se encuentra a la cola de Europa en cuanto al porcentaje del PIB destinado a inversión en obra pública y que continuamos siendo deficitarios en infraestructuras sociales, aquellas que con menor presupuesto benefician a un mayor porcentaje de la población", consideró el directivo de la patronal.

Europa Press Comunicados Empresas