Publicado 13/02/2019 18:04CET

El consumo de platos preparados aumenta un 2,7% en 2018, según Asefapre

Sal, comida salada, mujer echando sal
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / WEBPHOTOGRAPHEER

La pizza, el plato favorito en la categoría de refrigerados

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consumo de platos preparados en España creció un 2,7% el pasado año, hasta situarse en los 14,64 kilos por persona y año, según los datos publicados por La Asociación Española de Fabricantes de Platos Preparados (Asefapre).

Para la patronal del sector, este crecimiento viene impulsado por "la constante innovación en productos y formatos" y por "la gran variedad de propuestas para todos los momentos de consumo", lo que ha contribuido a que 2018 cerrase con unas ventas totales de 501.533 toneladas, un 3,8% más que el año anterior.

"El consumo de platos preparados es ya una alternativa habitual en la alimentación de las familias españolas porque son alimentos de calidad, fáciles y rápidos de elaborar, variados y nutritivos que solucionan la comida de quienes llevan un ritmo de vida acelerado, de quien carece de habilidades culinarias o de interés por la cocina", ha afirmado el presidente de Asefapre, Ángel Matamoro.

En cuanto a los alimentos más consumidos, la pizza se sitúa en la primera posición en la categoría de refrigerados; los platos a base de patata son los más demandados en la categoría de congelados; y las legumbres ocupan el primer puesto en la categoría de platos preparados a temperatura ambiente.

Por categorías, los platos preparados refrigerados mantienen una cuota del 47%, seguidos de los congelados (41%) y los de temperatura ambiente (12%). En 2018, las mayores subidas se registraron en los platos refrigerados (+5,9%), seguidos de los platos a temperatura ambiente (+4,6%) y los platos preparados congelados (+1,2%).

CRECEN LAS EXPORTACIONES

Respecto a la exportación de platos preparados de las empresas asociadas a Asefapre, siguen creciendo "de forma considerable", alcanzando en 2018 un total de 34.260 toneladas, un 13,4% más que el año anterior, un incremento que en los últimos siete años se ha situado en el 107%.

Matamoro también ha recordado la reciente adhesión de Asefapre al plan de colaboración para la mejora de la composición de los alimentos y bebidas de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), por el que las empresas del sector se comprometen a reducir un 10% el contenido mediano de sal en productos como croquetas, empanadillas, canelones, lasañas, nuggets, anillas o derivados del surimi, y un 10% del contenido mediano de grasas saturadas en nuggets.

"Este compromiso conlleva una importante labor de innovación en términos de reformulación y procesos de elaboración, así como de identificación de nuevas materias primas e ingredientes", ha explicado Matamoro.

Europa Press Comunicados Empresas