CVNE celebra su 140 aniversario con la puesta en marcha de sus nuevas instalaciones en la bodega de Haro

Publicado 28/11/2019 17:44:18CET
La presidenta del Gobierno, Concha Andreu, visita las instalaciones de la bodega CVNE
La presidenta del Gobierno, Concha Andreu, visita las instalaciones de la bodega CVNE - CVNE

LOGROÑO, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

En 1879 los hermanos Real de Asúa llegaron a Haro para iniciar una de las historias más longevas del mundo del vino: con ellos nacía en el Barrio de la Estación la Compañía Vinícola del Norte de España (C.V.N.E.). Desde entonces, la bodega familiar ha crecido de la mano de cinco generaciones, elaborando vinos de calidad, artesanales y tradicionales que ocupan ya las mesas de más de 90 países.

Este año celebran su 140 aniversario, fieles a su filosofía basada en la combinación entre tradición e innovación, esto es, cuidando de sus históricas bodegas, pero incorporando las nuevas tecnologías. Así, la última ampliación de la compañía ha tenido lugar en la centenaria bodega de Haro, con la incorporación de nuevos espacios para seguir apostando por la máxima calidad de sus vinos grandes reservas, así como de sus blancos y rosados. Y es que CVNE sigue creciendo en capacidad y producción, y las instalaciones necesitan crecer y actualizarse para acompañar el desarrollo de la bodega.

Para celebrar este aniversario, ha reunido a autoridades y amigos en un acto que ha tenido lugar esta mañana en la bodega en Haro y con el que se ponían en marcha las nuevas instalaciones. El acto ha contado con la presencia de la presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, la alcaldesa del Ayuntamiento de Haro, Laura Rivado, y el CEO de CVNE, Víctor Urrutia, que ha asegurado que "la de CVNE es una historia ligada a La Rioja, que comienza en La Rioja y con quien hemos estado comprometidos y unidos siempre. Pero lo más importante, es que continuará en La Rioja, donde aún tenemos grandes proyectos por hacer".

El proyecto de ampliación de CVNE ha absorbido una inversión de 23 millones de euros, y con él refuerza su histórico compromiso con su entorno y con La Rioja. La bodega abarca ya una superficie de 35.000 metros cuadrados y cuenta con nuevos espacios como la nave de vinificación de Grandes Reservas, una nueva nave de vinificación de vinos blancos y rosados, una nueva nave de barricas o nuevos muelles de carga, para mejorar las capacidades logísticas de la bodega, conforme aumenta su producción. Esta ampliación implicará un aumento del 40 por ciento en la capacidad de vinificación de la bodega y duplicará su capacidad de almacenaje.

La nueva nave de vinificación destinada a sus grandes reservas, Imperial y Cune, se encuentra en plena Aldea del Vino, centro histórico y neurálgico de la bodega. Cuenta con 33 depósitos -18 de acero inoxidable y 15 de hormigón-, con capacidad para 434.000 litros. Por su parte, la nueva nave de vinificación de vinos blancos y rosados dispone de 40 depósitos de 50.000 litros cada uno. Y la nueva nave de barricas se ubica en la ampliación de la bodega y abarca una superficie de 4.000 metros cuadrados. Gracias a sus jaulas de hasta 9 alturas, da cabida a más de 25.000 barricas, donde realizará la crianza Cune Gran Reserva.

Paralelamente, y para conmemorar esta fecha tan señalada, CVNE lanza una edición especial '140', con un Gran Reserva que homenajea la historia de la bodega.

PRESENTE Y FUTURO: SIETE BODEGAS Y UN CASTILLO

A lo largo de su historia, CVNE no ha dejado de crecer con el objetivo de crear vinos de calidad y de descubrir el potencial en los grandes viñedos del entorno. Así, actualmente, el grupo cuenta con siete bodegas.

A su primera y principal bodega ubicada en el Barrio de la Estación en Haro, hay que añadir la Nave Real de Asúa, que se encuentra en su interior, y se trata de una pequeña bodega donde se elabora Imperial de forma artesanal. Además, en 2004 se inauguró Viña Real, en Laguardia, para dar un hogar a otro de los vinos clásicos de la compañía. En la localidad de Laserna, también Rioja Alavesa, se encuentra Viñedos del Contino, un chateaux junto a 62 hectáreas de viñedo en torno a un olivo milenario.

A estas tres bodegas históricas de la compañía situadas en tierras de Rioja, en 2017 se incorpora Roger Goulart, en Cataluña, de la D.O. Cava, y en 2018 Virgen del Galir en Galicia, de la D.O. Valdeorras, y una bodega de Ribera del Duero, Bela, cuyo nombre es en honor a la hija de uno de los fundadores de la bodega, a su vez bisabuela de los actuales responsables de CVNE.

El gran proyecto al que se enfrenta ahora la compañía es la rehabilitación del Castillo de Davalillo, ubicado en San Asensio. CVNE está volcado en el proyecto de reforma del Castillo, una joya arquitectónica del siglo XIII, que prevé poner en marcha próximamente, para dotarle de la vida que un día tuvo y recuperar un icono de La Rioja y España.

En primer lugar, el compromiso de la bodega se basa en mejorar permanentemente el Castillo y hacer más notorio su valor histórico y arqueológico. Paralelamente, prevé la ejecución de un proyecto de enoturismo, respetuoso con el entorno natural, cultural e histórico, que incluya espacios para la interpretación y cata del vino, para la admiración del paisaje y la educación sobre la historia del Castillo y su lugar en La Rioja.

140 AÑOS DE EVOLUCIÓN

CVNE es una bodega centenaria en constante evolución, reconocida por sus vinos a nivel internacional. De hecho, Imperial, buque insignia de la bodega, fue elegido Mejor Vino del Mundo en 2013 por la prestigiosa revista estadounidense Wine Spectator, primera y única vez que un vino español ha logrado ese primer puesto.

Actualmente su estrategia está centrada en llevar el nombre de CVNE y Rioja a su máxima expansión nacional e internacional. De hecho, según datos Nielsen, CVNE es líder en cuota de mercado en valor en alimentación. A nivel internacional, exporta ya el 40 por ciento de su producción, siendo embajador de la marca España por más de 90 países de Europa, América, Asia y Oceanía y su objetivo es seguir trasladando las claves de su filosofía a través de sus vinos por todo el mundo.

En 2018 obtuvo una facturación de 96 millones de euros, con un crecimiento del 60 por ciento en los últimos cinco años. En este periodo, realizó inversiones por valor de 40 millones de euros -en los que están enmarcados los 23 millones invertidos en la ampliación de la bodega de Haro-, destinadas a mejoras en instalaciones, procesos de elaboración del vino, compra de viñedos, nuevas bodegas en otras denominaciones de origen e inversión en la red comercial. Así, cuenta ya con 544 hectáreas de viñedo propio.

Contador

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas