La decisión del BCE y las elecciones en Grecia, ¿estamos ante la semana más importante para el euro este año?

Alexis Tsipras y Mario Draghi
Foto: REUTERS/MERCADO FINANCIERO
Actualizado: miércoles, 21 enero 2015 9:22

MADRID, 20 Ene. (EDIZIONES) -

¿Se encuentra el euro ante la semana más decisiva del año? La reunión del BCE de este jueves y las elecciones anticipadas en Grecia el domingo, de las que nacerá el nuevo Gobierno que pacte con la Troika los ajustes exigidos para el desembolso del último tramo del segundo programa de asistencia financiera del país, mantienen en expectativa a los mercados.

Esta es la pregunta que lanza Bank of America Merrill Lynch en su informe semanal, en el que analiza entre otros, estos dos factores y las consecuencias de los distintos escenarios.

TODOS LOS OJOS PUESTOS EN DRAGHI

El primer día marcado en rojo es este mismo jueves. Después de la reunión del BCE, se espera que Draghi anuncie el lanzamiento del programa de compra de activos, también llamado 'quantitative easing' o QE.

Según Merrill Lynch, el BCE anunciará la compra de deuda soberana por valor de entre 500.000 y 700.000 millones de euros a lo largo de 18 meses, a un ritmo mensual o trimestral. Además, la entidad señala que, una vez que la Justicia europea dictaminase este miércoles que el plan de compras ilimitadas que el BCE puso en marcha en verano de 2012 es compatible con los tratados de la UE, las conversaciones internas se centran más en cuestiones técnicas y no sobre su base legal.

En cualquier caso, Merrill Lynch asegura que, una vez conocidas las intenciones del BCE de ampliar su balance en un billón de euros, las compras de deuda soberana continuarán hasta la mitad de 2016.

ELECCIONES EN GRECIA

El domingo 25 de enero tendrán lugar las elecciones anticipadas en Grecia, en las que parte como favorita la coalición de izquierdas Syriza, encabezada por Alexis Tsipras y contraria a las políticas de austeridad.

El nuevo Gobierno será el encargado de negociar las condiciones del último tramo de 1.800 millones de euros del actual segundo programa de asistencia financiera y Merrill Lynch argumenta que, gane quien gane, el nuevo Ejecutivo tendrá "fuertes incentivos" para llegar a un acuerdo con la Troika. Del mismo modo, la entidad señala que el resto de la eurozona debe evitar la quiebra del país heleno y su salida de la moneda común.

En este sentido, Merrill Lynch afirma que existe espacio para mejorar las condiciones del programa de ajuste de Grecia, pero que este hecho dependerá de la predisposición política de implementar nuevas reformas.

"LA SEMANA MÁS IMPORTANTE EN MUCHOS MESES"

El estratega de mercado de IG, Daniel Pingarrón, destaca que ésta podría ser "la semana más importante para el euro en muchos meses". "Tal vez hubo otro momento de gran importancia en 2014, cuando el euro se puso en 1,40 dólares y la economía europea estaba en una situación delicada. Desde junio del año pasado esta es la fecha más importante para el euro", sentencia.

"No está en cuestión que el euro se pueda fragmentar, como en 2012, pero estamos a las puertas de algo histórico e inédito, una compra de deuda masiva, aunque falta por determinar el importe y la modalidad", subraya.

Con respecto a Grecia, Pingarrón asegura que su salida del euro es "una posibilidad real", pero con una diferencia sustancial a la situación de 2012. Entonces, afirma, "se barajaba un efecto contagio muy importante", mientras que actualmente "se está limitando la salida solo a Grecia".

Por su parte, el subdirector de inversiones de Gesconsult, David Ardura, cree que el anuncio del QE se da por descontado, por lo que "cualquier sorpresa negativa en este sentido supondría un seguro aumento de la volatilidad". "Las dudas en realidad van a venir por el lado de los detalles: de qué países va a comprar deuda, cómo se van a estructurar esas compras", añade en la misma línea que Pingarrón.

En cuanto a Grecia, Ardura remarca que el mercado no parece estar siendo demasiado negativo por el interés cobrado por la candidatura de Syriza y subraya que la cita electoral llega "con las primas de riesgo de los países de la periferia europea en mínimos". "La explicación puede ser que, a pesar de los comentarios y especulaciones, el mercado descuenta que la realidad va a ser más 'suavizada' de lo esperado".

Leer más acerca de: