¿Qué diferencias hay entre firma electrónica, firma digital y certificado digital?

Actualizado 21/04/2015 19:16:29 CET
A map of China is seen through a magnifying glass on a computer screen showing b
Foto: REUTERS

MADRID, 21 Abr. (EDIZIONES) -

La llegada de Internet ha supuesto un cambio en los hábitos de vida. La forma de buscar la información, ver películas o las formas de consumo son algunas de las posibilidades que existen en la red.

Frente a este fenómeno es muy importante ser consciente de los datos que se filtran en Internet y si realmente son seguros los portales webs que se visitan.

Con el fin de incrementar la seguridad, el Ministerio de Interior diseñó un mecanismo de identificación que permite al receptor relacionar el documento con la persona física o jurídica: el certificado electrónico. No obstante, para acceder a él se necesita la firma electrónica.

Este sistema de reconocimiento consiste en un dispositivo de creación de firma que identifica de forma inmediata al dueño y que se equipara con la firma manuscrita.

La también conocida como firma digital permite funciones avanzadas con las que reconocer al firmante y detectar así de forma inmediata algún cambio los datos firmados, ya que es el usuario quien tiene bajo exclusivo control sus datos personales.

CERTIFICADO DIGITAL

Se entiende por certificado digital el documento a través del cual se identifica a una persona en Internet. El sistema basado en la firma electrónica en el citado documento permite reconocer al usuario que esté usando el certificado de manera inmediata.

El DNI es un ejemplo de este tipo de certificados. Para mayor seguridad cuentan con dos claves: una de dominio público, en la que aparecen todos los datos de usuario y se encuentra firmado por una autoridad competente de certificación y otra privada, que es asignada cuando creas el documento y con la que debe realizarse la firma electrónica.

La técnica que se usa es el sistema de cifrado. Es decir, en el servidor  se debe introducir las dos claves con el objetivo de que el dueño de la misma sea el único que tiene acceso a esta información.

Con el certificado digital cualquier usuario puede acceder a todos los servicios de la Agencia Tributaria en la sede electrónica. Desde presentar declaraciones a obtener cartas de pago.

En definitiva se trata de un sistema que permita acelerar los flujos de información y ahorrar tiempo en los trámites administrativos, ya que puede realizarse desde cualquier lugar.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas