La EBA avisa a los bancos de que no pueden dar dividendos si tienen "poco" capital

Actualizado 25/10/2015 13:04:44 CET
Andrea Enría
CECA

Cree que la rentabilidad cercana al 20% precrisis no volverá y prevé más fusiones transfronterizas

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés), Andrea Enria, ha recordado que las políticas de remuneración al accionista de los bancos deben vincularse a sus niveles de solvencia, por lo que ha advertido de que si una entidad tiene "poco" capital, "no debe distribuir" dividendos.

Enria recuerda este principio en una entrevista en el último número de la revista 'Ahorro', publicada por la CECA y recogida por Europa Press, después de que el BCE haya transmitido al sector bancario español los mínimos provisionales de solvencia, previo paso a comunicar los definitivos en el próximo mes de diciembre.

Ahora bien, las entidades financieras españolas están bien posicionadas para afrontar los requerimientos de capital que exige el BCE de cara a 2016, a pesar de que estas exigencias se elevarán del 8% de media de este ejercicio al 10% de media, según datos recopilados por Europa Press.

El presidente de la EBA, de hecho, pone en valor la "fortísima" reestructuración del sector financiero español y garantiza que cuenta con "muy buenos" niveles de capital, como quedó patente en los test de estrés de hace casi un año.

Ante las quejas de algunos banqueros por las exigencias de capital y su impacto en la concesión de crédito, Enria defiende que en general existe una "relación proporcional" entre el capital que tiene el banco y los préstamos que se conceden. "Es natural, porque si a una entidad le falta capital, tiene que reducir el crédito", subraya.

IMPACTO DE LOS REQUISITOS DE SOLVENCIA.

El presidente de la EBA admite que los requisitos de capital penalizan la rentabilidad sobre recursos propios (ROE) de los bancos. "El ROE es un cociente entre beneficios y capital, el denominador es importante", indica, pero después puntualiza que algunas entidades no tenía un modelo de negocio viable porque el beneficio dependía del apalancamiento. Además, recuerda que el contexto anormal de bajos tipos de interés presiona a la baja los márgenes de los bancos.

"Los ROE del pasado rondando el 20% no los volveremos a ver, se basaban en el apalancamiento", reafirma Enria, quien asegura que el exceso de capacidad del sector financiero europeo sigue existiendo, lo que también presiona la rentabilidad.

"Todas las crisis producen exceso de capacidad, y no sólo en el sector financiero, en todos. Hemos visto cambios de gestión con la reestructuración. El problema es que los prestamistas están muy endeudados, así que tiene que seguir la reestructuración, a lo mejor vía fusiones. Desde luego, creo que habrá más fusiones transfronterizas", explica el presidenta de la EBA.

Precisamente, los principales banqueros de España comparten que los bajos niveles de rentabilidad pueden derivar en una nueva oleada de fusiones en el "medio plazo". El Banco de España anima a que los bancos busquen ganar eficiencia mediante integraciones, mientras que algunas de las grandes entidades se declaran "atentas" para participar en este nuevo proceso vía compras. El mapa bancario español ha pasado de 45 a unas 15 entidades tras la reestructuración acelerada por el rescate bancario.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas