Economía/Empresas.- (Ampliación) Iberia firma el XV Convenio Colectivo con los tripulantes de cabina

Actualizado 15/03/2007 20:21:18 CET

La compañía abonará un pago único de 7,3 millones de euros a este colectivo y contempla un sistema de participación en beneficios

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

Iberia y los sindicatos de los tripulantes de cabina han firmado el XV Convenio Colectivo, tras continuas negociaciones, por el que este colectivo recupera los vuelos en régimen de 'wet lease' --subcontratación de avión y tripulación--, que permitirá "a cientos de trabajadores eventuales pasar a ser fijos", informaron hoy la compañía y los sindicatos.

El convenio, que tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de este año y que afecta a más de 4.200 tripulantes, ha sido firmado por un total de 15 delegados de 22 del Comité de Empresa de Vuelo --formado por ocho representantes del Sitcpla, tres de UGT y el mismo número para CTA, además de otros ocho representantes de Stavla--.

Los tripulantes de cabina de Iberia realizarán el 'wet lease' a partir del 1 de septiembre de este año, aunque fuentes sindicales señalaron a Europa Press que la recuperación de empleo "será inmediata tras firmar el acuerdo", porque los empleados empezarán con los cursos de formación en abril para "estar listos" en esa fecha.

Con el convenio, un total de 260 trabajadores pasarán de tener contrato temporal a ser indefinidos. Por otro lado, la compañía ha abierto el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 200 personas, que quieran acogerse de forma voluntaria. "Por cada tripulante de cabina que se acoja al ERE un tripulante eventual pasa a ser fijo", señalaron fuentes sindicales. En el caso de que no se alcanzara la cifra de 200 voluntarios, el ERE sería forzoso, pero los sindicatos se muestran optimistas en que se alcanzará ese número porque el anterior ERE estaba planteado para 300.

Por lo tanto, el número de contratos fijos ascendería a "entre 500 y 600 empleos a lo largo de 2007" ya que se prevé que se puedan incorporar más tripulantes a lo largo de este ejercicio. En este contexto, aquellos sobrecargos que pasaron a ser tripulantes de cabina al dejar de realizar este colectivo los vuelos en régimen 'wet lease' recuperarán ese puesto.

Por otro lado, el nuevo convenio contempla la congelación salarial para los años 2005, 2006 y 2007, a cambio de un pago único de unos 1.600 euros, no consolidable, por cada tripulante de cabina, lo que supone un desembolso para la compañía de 7,35 millones de euros (el 3,4% de la masa salarial de 2006 de este colectivo).

La compañía también realizará el pago de una disposición transitoria a este colectivo cuando se presenten los resultados en la junta de accionistas y el beneficio de la aerolínea supere los 40 millones de euros. "Se ha mejorado con respecto al anterior porque antes el beneficio tenía que ser superior", señalaron fuentes sindicales. Iberia señala que esta participación en beneficios no consolidable, según los resultados ordinarios, se realiza conforme a una escala que puede llegar hasta más del 2% de dichos resultados.

En cuanto a los temas más sociales, el convenio pretende facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar, para lo que han ampliado las posibilidades de disfrutar jornada reducida, "por un lado aumentando los cupos para acogerse a este beneficio en función de la antigüedad del tripulante de cabina y, por otro, incrementando de seis a ocho años la edad de los hijos que permiten reducir la jornada para su cuidado".

ACUERDO POSITIVO

El Sindicato Independiente de TCP Líneas Aéreas (Sitcpla) consideró en un comunicado que el convenio es "un acuerdo equilibrado" para el conjunto de los tripulantes de cabina porque asegura "perspectivas de futuro, estabilidad y crecimiento del empleo".

"El acuerdo del XV Convenio salvaguarda además los derechos de los TCP conseguidos en anteriores negociaciones por este sindicato. También se ha conseguido una de las prioridades del Sitcpla en cuanto a la conciliación de la vida familiar y laboral a través de la ampliación de la guarda legal de 6 a 8 años, y se han aumentado los cupos del Anexo XII", concluye el Sitcpla.

Por su parte, fuentes oficiales de la compañía valoraron el acuerdo como "muy positivo" para el colectivo de tripulantes de cabina y para la empresa, al transformarse "un gran número de contratos eventuales en fijos". Destacan además que se hace efectiva la congelación salarial por tres años, "con incrementos de las retribuciones en función de los beneficios de la empresa".