Actualizado 21/05/2007 19:09 CET

Economía/Empresas.- CVC y PAI garantizan el mantenimiento del cultivo de tabaco en España si se hacen con Altadis

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

Los fondos de capital riesgo CVC y PAI, en puja por Altadis, garantizan en su proyecto su voluntad de continuar abasteciéndose de materia prima española y francesa, lo que supone el mantenimiento del cultivo de tabaco en ambos países, informaron a Europa Press fuentes cercanas a los fondos.

Este compromiso se enmarca en la intención de CVC y PAI de no alterar la estrategia de la tabaquera hispano francesa y de mantener su actual equipo directivo, liderado por Antonio Vázquez, en caso de que su propuesta de compra sobre la compañía, de 50 euros por título, fructifique en una OPA y se salde con éxito.

"Vamos a explotar la zona de campo español que produce tabaco", sostuvieron las fuentes, quienes recalcaron que dicha estrategia supone una ventaja de su proyecto de futuro respecto al que podría ofrecer la británica Imperial Tobacco, que también aspira a hacerse con el control de Altadis.

Según las fuentes, la multinacional que dirige Gareth Davies persigue extraer sinergias para rentabilizar la adquisición de Altadis, si finalmente logra tomar su control. "A diferencia de los fondos, Imperial podría aprovechar sus labores de tabaco y descartar el suministro procedente de Francia y España", explicaron.

La voluntad de los fondos de abastecerse de hojas de tabaco españolas y francesas podría atenuar las reticencias suscitadas entre los sindicatos, temerosos de que la entrada del capital riesgo en la compañía se tradujera en cambios para maximizar su inversión, como venta de activos y reestructuración de plantilla.

Nada más conocerse la propuesta de compra de CVC y PAI, responsables tanto de CC.OO. como de UGT advirtieron de que la posibilidad de que los fondos de capital riesgo tomaran el control de la compañía sería "la peor opción posible", porque podría suponer una seria amenaza para el mantenimiento de los empleos.

Otras fuentes indicaron a Europa Press que los fondos ya habrían mantenido contactos preliminares con los sindicatos para exponerles su propuesta y disipar sus temores sobre una posible reestructuración.

Por su parte, las organizaciones profesionales agrarias han exigido a las tabaqueras en diversas ocasiones que garanticen la compra de planta española e incrementen el precio que pagan a los agricultores para mantener el cultivo y la estructura social en las zonas productoras, debilitadas por la reforma europea del tabaco.

Con este objetivo, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y la Junta de Extremadura firmaron un acuerdo con Philip Morris, por el que la multinacional norteamericana que fabrica 'Marlboro' se ha comprometido a aumentar las compras de hoja en España un 15% en los próximos cuatro años.

El acuerdo, que incorpora además inversiones encaminadas a mejorar la calidad de los procesos de producción del cultivo, abre una puerta al futuro al sector tabaquero más allá de 2013, fecha hasta la que la UE garantiza sus ayudas.

ESPAÑA, TERCER CULTIVADOR DE LA UE.

España es el tercer país productor de tabaco de la UE, y Extremadura, con el 85% de la producción, es la región española donde se concentra este cultivo. En concreto, son más de 20.000 las familias que viven directa e indirectamente del cultivo, la mayoría, modestos agricultores propietarios de pequeñas extensiones.

Además de en Extremadura, se cultiva tabaco en Andalucía, Canarias, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Navarra y País Vasco. La producción tabaquera española genera más de 1.600.000 jornales directos en la agricultura y un 30% más entre las industrias de transformación y servicios auxiliares.

El sector del tabaco crea 600.000 empleos en Europa, especialmente en las zonas de menor renta per cápita de la Unión Europea: Extremadura y Andalucía, en España; Mezzogiorno y Sur, en Italia; y la zona Norte, en Grecia.

(EUROPA PRESS)

Europa Press Comunicados Empresas