Actualizado 30/05/2007 20:51 CET

Economía/Empresas.- Hesperia acusa al máximo ejecutivo de NH de "una gestión opaca que no se ajusta a la Ley"

Hace hincapié en que "no es la competencia, es el mayor accionista, y no es justificable cerrar puertas a quien más ha invertido en NH"

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El grupo hotelero Hesperia, que controla un 23% del capital de NH Hoteles, acusa al máximo ejecutivo de NH de "una gestión opaca que no se ajusta a los parámetros de transparencia que la Ley requiere a las sociedades cotizadas".

Hesperia subraya hoy en un comunicado que hay cuestiones que se plantearon ayer en la junta de accionistas de NH que "siguen sin respuesta". Entre otros asuntos, destaca que NH "no ha explicado por qué con unos beneficios sustancialmente equivalentes a los del año pasado y mientras sus máximos ejecutivos acceden a beneficios multimillonarios, este año no propone a la junta el reparto de dividendos a los accionistas".

Asimismo, el grupo de Javier Illa asevera que NH "no ha explicado con claridad a quién benefician las 'stock options', ni por qué se referencian dichas 'stock options' al valor de cotización exclusivamente y no a la cifra de resultados de la compañía". "Tampoco ha explicado por qué se destina dinero de la compañía (o sea, de los accionistas) en comprar un número tan elevado de acciones propias (aproximadamente 30 millones de euros)", agrega la nota.

Además, indica que "no se entiende que los accionistas tengan que financiar la compra de acciones propias por el máximo ejecutivo de la compañía, que debe más de 8 millones de euros desde hace más de 9 años en ese concepto". "Si sumamos los fondos empleados en la compra de acciones propias y el saldo deudor del crédito del señor Burgio de más de 8 millones de euros a favor de la compañía, resulta una cantidad superior a la que se utilizó el año pasado para el pago de dividendos a los accionistas", sostiene Hesperia.

En cuanto al planteamiento de Burgio para que Hesperia lance una OPA si quiere dirigir el rumbo de NH, la compañía de Illa considera que "es reduccionista y sirve para justificar una gestión que no va en beneficio del accionista, como lo prueba que se le ignore atendiendo cualquier otro compromiso en lugar del esencial con el accionista". "Hesperia se propone volver a situar al accionista en el centro de la gestión, de donde nunca debió ser excluido", subraya el comunicado.

Burgio dijo ayer en la junta estar "harto" de que el grupo catalán intente hacerse con el control "pagando a algunos pocos". "Si quieren el control de la compañía que lo paguen. Es inaceptable que intenten hacerse con la compañía sin comprarla", insistió.

"Es incompatible pedir una OPA al 100% 'para beneficiar a todos y no a unos pocos' y olvidarse del accionista a la hora de distribuir los beneficios. No está claro el interés que en realidad pueda estar defendiendo Burgio. De ahí la necesidad de que Hesperia lo aclare", añade hoy Hesperia al respecto.

"HESPERIA NO ES LA COMPETENCIA".

Además, Hesperia hace hincapié en que "no es la competencia, es el mayor accionista, y no es justificable cerrar puertas a quien más ha invertido en NH y más conocimiento puede aportar", lo que "descarta cualquier actuación contraria a los intereses de NH".

Por último, aclara que la demanda en la que impugna todos los acuerdos que se aprobaron en la junta general del ejercicio pasado "no versa exclusivamente sobre temas formales, sino que incluye temas de fondo de gran trascendencia para el accionista de NH", y sostiene que "ni una sola de las peticiones de la demanda beneficia solamente a Hesperia; al contrario, la demanda va a beneficiar a todos los accionistas".

El grupo catalán revela que en la demanda denuncia, "entre otros incumplimientos legales", que NH "omitió poner a disposición de los accionistas al tiempo de la convocatoria el informe de auditor que prevé la Ley en relación con el valor del derecho de suscripción preferente que se proponía suprimir en los aumentos de capital aprobados por la Junta con relación a Sotogrande y a Latinoamérica de Gestión". "Sin este requisito esencial, que supone ni más ni menos que valorar las acciones de la compañía que se adquiere, el voto del accionista de NH es poco menos que un cheque en blanco", apunta.

También denuncia que NH "no facilitó con ocasión de la junta general ordinaria de 2006 información relevante en relación con los pactos habidos con otros accionistas de Sotogrande relativos a la OPA lanzada por NH sobre dicha sociedad". "El accionista de NH sólo pudo tener conocimiento de dichos pactos muchos meses más tarde. Dicha falta de información puede suponer una infracción insubsanable del deber de transparencia de NH en tanto que sociedad cotizada", mantiene Hesperia.

Hesperia cuestiona la gestión opaca del máximo ejecutivo de NH, que no se ajusta a los parámetros de transparencia que la Ley requiere a las sociedades cotizadas y con la interposición de la demanda, pretende la defensa de la legalidad en el funcionamiento de la sociedad, usando de la impugnación de acuerdos sociales como único medio para la protección de los derechos de todos los accionistas de NH.

Europa Press Comunicados Empresas