Economía/Empresas.- Miquel y Costas invertirá 60 millones en tres años para reducir costes y ampliar gama de productos

Actualizado 26/06/2007 18:08:00 CET

BARCELONA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

La fabricante catalana especializada en papel de de fumar Miquel y Costas prevé invertir 60 millones de euros en tres años (entre 12 y 15 en Investigación y Desarrollo y 45 en inversiones industriales) para reducir costes y ampliar gama de productos, explicó el presidente de la compañía, Jordi Mercader.

Esta cifra se repartirá en unos cuatro o cinco millones anuales en I+D y entre 15 y 16 anuales en inversiones industriales. Respecto a la I+D, Mercader informó de que "vamos a acentuar la inversión tras la bajada de 2006", y en el ámbito industrial, destacó que la mayoría del presupuesto se destinará a "mejoras en medio ambiente y energía, en la creación de productos de mayor valor añadido y en la reducción de costes".

En 2007, las fábricas que recibirán la mayoría del presupuesto serán la de Valencia (con un tercio del total), la de Tortosa (especializada en pastas de papel y que mejorará en medio ambiente) y la del Besòs, en Barcelona (que incorporará nuevos productos y concentrará la I+D).

Entre las novedades de producto se encuentra un tipo de papel de fumar que deja de quemar cuando el fumador no aspira el cigarro y que la compañía ha desarrollado durante tres años. Empezará a fabricarse a finales de 2007 en una primera variante y en enero de 2009 con un segundo procedimiento, y sirve entre otras cosas, para evitar incendios cuando alguien olvida un cigarro encendido, ya que se apaga solo.

Miquel y Costas, que también dedica una parte de producción --alrededor de un 30%-- a papel industrial y otros tipos de papel, está viendo crecer su fábrica de Argentina, especializada en papel de liar tabaco.

El director general de la compañía, Luis Collados, atribuyó este "negocio creciente" al aumento de precios del tabaco liado, ya que, mientras que la carga fiscal de una cajetilla de tabaco es de un "80%" de su precio final, en el caso de la picadura de tabaco es del "15%".

DIVIDENDO Y RENOVACIÓN DE CARGOS DIRECTIVOS.

La empresa papelera celebró hoy su junta de accionistas, en la que aprobó el reparto de 1,7 millones como dividendo complementario a los beneficios de 2006, con lo que la cantidad total destinada al dividendo del ejercicio 2006 asciende a 4,6 millones de euros.

Esto supone un 'pay out' del 48% tras el pago de 2,9 millones a cuenta en los meses de diciembre de 2006 y abril de 2007, equivalente a 0,148 euros por acción. La junta también aprobó la distribución de 12 céntimos por acción con cargo a la reserva de prima de emisión.

Mercader estimó una "rentabilidad del 2,5%" en dividendos respecto a la cotización de las acciones de Miquel y Costas a finales de 2006 y "una rentabilidad del 9 o 10% sobre los fondos propios, que no es malo, pero en años anteriores era del 15%".

La junta renovó en el consejo de administración a Luis collados y a Eusebio Díaz Morera, a la vez que ratificó a Jordi Nadal, que fue nombrado en febrero vocal del Comité de Auditoría de la compañía y miembro del consejo de administración en sustitución de Santiago Abella, que renunció al puesto.

Miquel y Costas ganó 11,5 millones de euros en 2006, un 31% menos, por "la concentración de la demanda" debido a las fusiones continuas entre tabaqueras, "el incremento de los precios de la energía y las materias primas" y la nueva ley del tabaco, explicó el presidente.

Mercader confió en acabar el año con un beneficio de entre cuatro y cinco millones en el último trimestre. En el primer trimestre del año, el beneficio fue de tres millones, según los datos remitidos por la compañía a la CNMV.

Europa Press Comunicados Empresas