Economía/Empresas.- Sampol abastecerá de energía a la nueva terminal de Madrid-Barajas

Actualizado 02/02/2006 18:32:52 CET

PALMA DE MALLORCA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La empresa mallorquina Sampol Ingenieria y Obras será una de las que participen este sábado en la inauguración de la nueva Terminal 4 del aeropuerto de Madrid-Barajas y lo celebrará doblemente, ya que su intervención en la ampliación del aeropuerto madrileño ha sido a dos niveles.

Esta empresa, especializada en instalaciones aeroportuarias, ha sido la encargada de balizar la nueva cuarta pista del aeropuerto y es la responsable del sistema de suministro energético con cogeneración de la nueva terminal.

El acto estará presidido por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y a él asistirán miembros de todas las empresas que han participado en esta obra, así como los principales representantes de la vida política española.

Basándose en su experiencia en el Caribe, a donde llegó en los años 80 de la mano de hoteleros mallorquines, y donde tuvo que abastecer de manera constante la demanda que no podía satisfacer el suministro local, el grupo Sampol ha diseñado, construido, financiado y mantendrá durante los próximos 20 años que dura la concesión, la central de cogeneración de la Terminal 4 de Barajas.

Esta central produce energía térmica y eléctrica para los tres edificios de la nueva Terminal y su construcción se terminó en enero de 2005, en la fecha requerida por la Administración. Sampol se adjudicó, en solitario, esta concesión frente a empresas de la talla de Iberdrola, Unión Fenosa o Galp-Gamesa, entre otras, ya que su oferta técnica resultó superior a la de las anteriores.

Por otra parte, Sampol ha sido también la responsable de balizar la cuarta pista (su nombre técnico es 18L-36R) del aeropuerto basándose en su amplia experiencia aeroportuaria por toda la geografía española, así como en el extranjero (recientemente en el aeropuerto de Guadalajara, en México y tres aeropuertos Dominicanos) y habiendo participado con anterioridad en el balizamiento de la pista más larga de Barajas llamada tercera pista o 18R-36L, que mide 4.500 metros.

PLAN BARAJAS

Esta es una de las obras civiles más importantes de Europa de los últimos años. La ampliación de Barajas permitirá alcanzar un tráfico anual de 70 millones de pasajeros y elevar la capacidad del campo de vuelos hasta 120 operaciones a la hora.

Para lograr estos objetivos ha sido necesario dotar a Barajas de una nueva Terminal, lo que ha tenido importantes repercusiones en el modelo energético. Esta nueva área del aeropuerto madrileño consta de un edificio principal, otro satélite, aparcamientos y accesos, un Sistema Automatizado de Tratamiento de Equipajes, un Sistema Automatizado de Transporte de Pasajeros entre Terminales y dos nuevas pistas.

El grupo Sampol aceptó el reto de dotar a las nuevas instalaciones del aeropuerto de un sistema de suministro de energía pionero que permite alimentar de energía eléctrica y climatización a través de una única y novedosa planta de Cogeneración de energía eléctrica, calorífica y frigorífica.

Esta es la única central de Cogeneración de esta envergadura que suministra energía a un aeropuerto en toda España, lo que supone muchas ventajas desde el punto de vista medioambiental: se reduce el impacto derivado del consumo energético de las zonas a las que abastece al reaprovechar al máximo la energía térmica producida en la central.

La ingeniería de detalle y la ejecución de la obra han sido realizados íntegramente por Sampol. El periodo de montaje y puesta en marcha se llevó a cabo en un periodo de tiempo muy reducido, 12 meses, exigencia de Aena para poder realizar todas las pruebas de integración con el Plan barajas antes de la puesta en marcha en operación comercial de la ampliación del aeropuerto.

Esta central consiste en seis grupos motogeneradores alternativos de combustible dual, gas natural y gasóleo, de 5.500 kilowatios de potencia mecánica unitaria. Cada grupo cogenerador lleva asociado un grupo frigorífico de absorción y una caldera de recuperación de calor de gases de escape.

El presupuesto de esta obra ascendió a más de 30 millones de euros y su explotación y mantenimiento a 20 años reportará a Sampol cerca de 20 millones de euros al año. Sampol ha participado en otras actuaciones del Plan Barajas como las obras del túnel de la M-111, el soterramiento de una linea eléctrica de 400 kV, instalaciones en el Pabellón del Estado, y del aparcamiento de tripulaciones.

LA CUARTA PISTA

La implicación del grupo Sampol en la ejecución del aeropuerto de Madrid-Barajas, con un presupuesto de más de 60 millones de euros, ha supuesto la instalación de más de un millón metros de cable, 4.700 balizas aeroportuarias, la construcción de 3 cámaras de balizamiento o el tendido de cerca de 300.000 metros de fibra óptica.

Sampol ha llevado a cabo innovaciones y mejoras en la gestión de la distribución eléctrica con la utilización de reguladores trifásicos o la puesta en marcha de plantas capaces de sostener las necesidades energéticas de las nuevas pistas y plataforma.

La empresa mallorquina ha materializado un sistema de gestión y control de balizamiento que permite mejorar el mantenimiento, la seguridad y la capacidad de gestión del aeropuerto actual. Todo ello siguiendo los más estrictos controles de calidad, abarcando la totalidad del ciclo de vida del producto, y un avanzado sistema de gestión medioambiental.

El expediente de balizamiento no sólo contemplaba el balizamiento de la cuarta pista (18L-36R), sino que incluía también otras instalaciones significativas para la totalidad del aeropuerto como unidades de continuidad de energía y un moderno sistema de control y mando de balizamiento. Las obras se iniciaron el 12 de diciembre del 2002 y han tenido una duración de dos años.

Sin embargo, las primeras pruebas con las obras realizadas no se iniciaron hasta el mes de mayo de 2005. Iberia ha anunciado ya que la nueva pista empezará a funcionar a pleno rendimiento el mismo día 5 de febrero, al día siguiente de la inauguración.

Europa Press Comunicados Empresas